Mamá descubre cuerpo descompuesto de hija desaparecida colgando de un árbol

Durante meses, Marianne Lomax había estado buscando a su hija de 19 años, Linnea Lomax, que desapareció de una clínica mental para pacientes ambulatorios en junio sin dejar rastro. Junto con su marido, el resto de su familia y voluntarios de la Fundación KlaasKids, buscaron diferentes áreas de Sacramento sin suerte. Hasta que, el viernes pasado, mientras que buscaban en una zona cercana a un río por la clínica donde Linnea fue vista por última vez, Marianne Lomax hizo el escalofriante hallazgo: el cuerpo de su hija en descomposición colgando de un árbol.

Advertisement

Así es como Marianne Lomax describió ese momento tal como lo reportó el Huffington Post:

Llegué a un lugar bonito justo al lado del río, y el río estaba allí y no había nada más allí, y entonces vi a mi hija. La miré durante dos segundos, y supe que era ella. Subí corriendo gritando y llamó al 911.

No puedo ni siquiera empezar a imaginar lo que esta pobre madre debe haber sentido cuando hizo el macabro hallazgo. El cuerpo de Linnea estaba tan descompuesto que la hora de su muerte o su causa todavía se desconocen. Pero una madre puede reconocer a su hijo mejor que nadie, y eso es lo que sucedió en este caso.

Lee más en ¿Qué más?: Una mujer se suicidó para evitar "el fin del mundo"

Linnea era estudiante en la Universidad de California, Davis, donde acababa de terminar su primer año con un promedio de 4,0 y la esperanza de obtener una licenciatura en enfermería. Por desgracia, había sufrido una crisis nerviosa y había pasado una semana en un hospital para enfermos mentales la primavera pasada.

Me entristeció mucho esta historia porque creo que la mayoría de nosotros no sabemos lo suficiente acerca de las enfermedades mentales y qué tan vulnerables somos muchos de nosotros. Me siento muy mal por esta familia y su pérdida y sobre todo por la forma tan horrible en que finalmente le pusieron un cierre al caso de su hija desaparecida.

Imagen cortesía de la familia Lomax

Topics: suicidio  salud mental  ser madre