El estrés crónico podría producir cáncer de piel

El estrés crónico ha sido asociado a muchas enfermedades, tales como las enfermedades del corazón, la diabetes y la depresión. Ahora un nuevo estudio ha descubierto que el estrés crónico, junto con la radiación ultravioleta, también podría aumentar el riesgo del cáncer de la piel.

Hasta ahora los científicos habían observado que el estrés crónico suprime la habilidad del cuerpo a combatir infecciones. Pero nunca antes ningún estudio se había enfocado en descubrir la asociación entre el estrés crónico y el cáncer de la piel.

Advertisement

El estudio , realizado en la Ohio State University, descubrió que el estrés crónico junto a la radiación ultravioleta acelera el crecimiento de los tumores. A pesar de que los científicos todavía no entienden cómo sucede este proceso, éstos están convencidos de que el estrés crónico impacta el desarrollo del cáncer de la piel de una manera significativa.

Siempre he pensado que una de las mejores acciones que podemos hacer por nuestra salud es reducir el estrés. Creo que los resultados de este estudio, aunque no son absolutos, nos dan una razón más para prestar atención a este aspecto de la salud.

Lee más en ¿Qué más?: El azúcar puede encoger el cerebro y hasta producir demencia

Cuando enfrentamos situaciones estresantes el cuerpo reacciona generando una sobreactivación biológica. Por ejemplo, los músculos se tensan, los latidos del corazón aumentan, la respiración se vuelve más rápida. Pero, sí lidamos con el estrés de una manera efectiva, podemos contrarrestar estos efectos negativos y regresar a un espacio de balance.

El estrés crónico surge cuando no lidiamos con el estrés de una manera saludable y nuestro cuerpo se queda en un estado de estrés constante. El estrés crónico es un tipo de estrés que persiste durante muchas horas todos los días, durante el transcurso de semanas, meses o años.

El estrés crónico es el tipo de estrés que se convierte en un hábito o modo de vida. Si constatemente te sientes: agobiada y fatigada, con la mente inquieta, preocupada, con el cuerpo en tensión, funcionado en automático, incapaz de concentrarte, ansiosa, presionada, entonces es posible que estés padeciendo de estrés crónico.

Si te identificas con algunos de estos síntomas, date permiso para empezar a conrarrestar el estrés crónico.

-Empieza a hacer ejercicio, a bailar o a practica Yoga.

-Ten un pasatiempo que te haga feliz.

-Practica una técnica de meditación.

-Saca tiempo para tu espiritualidad.

-Empieza a caminar en la naturaleza.

-Pasa tiempo con tus buenas amigas.

-Busca ayuda de una psicóloga o consejera.

-No trates de hacerlo todo tú sola. Pide ayuda.

-Sé compasiva contigo misma.

Espero que estos consejitos te ayuden a liberarte del estrés cotidiano para que no se convierta en algo crónico. Recuerda que tu prioridad debe ser estar feliz.  

Imagen vía Thinkstock