¿Una muñeca que se tira pedos? Deben estar bromeando

Ahora que mi hijo ha alcanzado la llamada primera adolescencia (entiéndase Toddlerhood) hemos llegado a ese punto donde toda la información acumulada sobre cómo cuidar a un bebé no me sirve de mucho. A sus 18 meses, luce más como un niñito que corre, sabe abrir la nevera y escoge el libro que quiere para la hora de dormir. Eso significa que la época de bebé-usa-pañales está a punto de llegar a su fin y que  tenemos delante de nosotros uno de los mayores retos de los padres primerizos: entrenamiento para ir al baño. Sabiendo por referencia de otras mamás que me han dicho que es un proceso que lleva tiempo y paciencia, he comenzado a buscar libros, vídeos y cuánto pueda ayudarme para cumplir la misión con éxito. 

Advertisement

No me puedo quejar de la imaginación de la gente a la hora de enseñarle a sus hijos a usar el baño, hay de todo. Pero lo que más me ha sorprendido es el acercamiento de los surcoreanos al tema. Resulta que tienen una muñeca llamada Kong Suni que es todo un éxito estos días en el país asiático. La muñeca no sólo imita a una niñita comiendo sino que además pasa gases y cuando se sienta en su diminuta poceta de plástico deja muestras palpables de un saludable proceso digestivo; es decir, se tira pedos. Para que la muñeca haga su ruidosa rutina, basta con apretarle suavemente la barriga.

Según sus creadores - la compañía surcoreana Young Toys - Kong Suni ha sido creada para ayudar a los niños a entender como funciona "el negocio" y en vez de tratar el tema como algo de lo que hay que apenarse, ha decidido agregar mucho humor a la situación. Valga decir que la muñequita es una hermosura y además viene con una serie de accesorios y hasta una contagiosa banda sonora que celebra cada vez que ella apreta el botón para bajar la poceta. La muñeca cuesta entre $22 y $30 dólares, dependiendo de la versión y de dónde se compre.

Por supuesto apenas supe de su existencia me pareció escatológico y hasta grosero. No me podía imaginar qué beneficios tendría para lo niños enseñarle la idea de que lanzarse "pedos" podría ser gracioso.  Sin embargo, debo admitir que mis prejuicios son literalmente muy occidentales y para muchos países asiáticos el tema no es tan tabú como de este lado del planeta. Además se trata de un proceso natural y supongo que la muñeca puede utilizarse también para explicarle lo que NO se puede hacer en público.

Aún no decido si ordenar mi propia Kong Suni será la estrategia a seguir, pero definitivamente está popular muñeca ha ganado su lugar en el Top Ten de los recursos desesperados para enseñar a tu hijo como usar el baño.  

 ¿Quieres encontrar a otras mamás como tú? ¡Sigue a MamásLatinas en Facebook!

Imagen vía EssentialKids.com