Las mamás debemos hacerle la guerra a la obesidad infantil

Desafortunadamente no podemos tapar el cielo con una mano. Actualmente la realidad es que la obesidad entre los niños en este país ha llegado a unas cifras nunca antes vistas. Sin olvidarnos de que la obesidad en los niños y adolescentes en nuestra comunidad hispana se ha triplicado en las últimas décadas. Este problema, o quizás debería decir epidemia, ya está identificado y analizado, pero la pregunta es porqué no hacemos nada para cambiar esta realidad, sabiendo los efectos colaterales que acarrea, puesto que lasconsecuencias físicas y emocionales de ser obeso son muchas.

Advertisement

Como persona nacida y criada fuera de este país tengo mis propias conclusiones.  Mis conclusiones envuelven dos áreas relacionadas constantemente: la actividad física y la nutrición.

Recuerdo de niña llegar a la casa del colegio, cambiarme el uniforme e irme afuera a jugar con mis vecinos. Salíamos todos a jugar a la calle a jugar con una pelota, saltar la cuerda, y en una ocasión hasta el tío de uno de los vecinos nos daba clases de karate.  No regresaba a la casa después de varias horas, lista para bañarme, hacer tareas y comer con mis hermanos. Actualmente existen tantas distracciones accesibles para los niños que hacen que sus actividades sean sedentarias la mayoría del tiempo. Es decir, hoy en día los niños tienen tantos "gadgets" que hacen que se olviden de estar activos físicamente. 

De igual manera, la nutrición juega parte crucial en el asunto. Es triste admitirlo, pero con el corre y corre en que vivimos en este país los restaurantes de comida rápida son la orden del día. Como madres tenemos que hacer un alto y tomar conciencia de que tenemos que hacer una diferencia. Debemos asegurarnos de que nuestros hijos tengan las comidas y meriendas saludables para el día.  Y por nuestra parte, el organizarnos con las comidas de la semana es importante.  Busque recetas saludables y fáciles de preparar para toda la semana, así solo tiene que ir al supermercado una sola vez,  disminuyendo la probabilidad de que tenga que parar a comprar comida chatarra.

La primera dama, Michelle Obama, ha promovido un movimiento ya por dos años para ayudar al país a parar con esta gran epidemia; el PALA Challenge.  El año pasado la iniciativa era solo la actividad física; pero este año ya han incluido el área de la nutrición.

Ahora es el momento, ¡tomemos conciencia y no seamos una estadística más!

¿Quieres encontrar a otras mamás como tú? ¡Sigue a MamásLatinas en Facebook!

Imagen vía Thinkstock

Topics: childhood obesity  hispanic children  how to parent  working mom