3 juegos con tu niño perfectos para que le vaya mejor más tarde en la escuela

Las mamás amamos de tal manera a nuestros hijos y nos preocupamos tanto por su futuro, que a veces se nos olvida que la mejor manera de ayudarlos es precisamente dejarlos ser niños… Desde todos lados nos bombardean con información sobre cómo estimular a los pequeños inclusive desde que están en la barriga. Hay CDs de música, DVD educativos, complicadísimos juguetes que prometen volver nuestro hijos unos mini-genios y por supuesto clases para todos los gustos y colores.  Sin embargo, cada vez más estudios revelan la importancia de los juegos tradicionales (esos que son baratos y no necesitan WiFi) para desarrollar el tipo de habilidades que se necesitan en la vida real. 

Advertisement

Recientemente, en un articulo del New York Times, tocaba el tema diciendo que mientras muchos padres se afanan en tratar de enseñarle a sus hijos a memorizar números y letras por medio de la repetición,  a los que mejor les va en las escuela son los que están acostumbrados a participar en juegos tradicionales como "Simón dice" o "la estatua".

Los investigadores han dicho que tiene que ver con que en este tipo de juego desarrollan varias habilidades al mismo tiempo (espacial, cognoscitiva, lógica e interacción social)… algo que lamentablemente ningún juego de computadora va a superar.   Y es que a simple vista estos juegos parecen muy simples, pero para la mente de un niño de pre-escolar son tareas complejas como: focalizar la atención, recordar las reglas del juego, coordinar los movimientos del cuerpo e incluso estar pendiente de que están haciendo los otros niños.

¿Y que es lo más sorprendente? Después de seguir a casi  500 jóvenes durante mas de 25 años,  un estudio de la Universidad Estatal de Oregón detectó que aprender a leer o sumar a temprana edad no es un factor determinante de éxito académico. A los que les iba mejor en la universidad eran los que a los 4 años podrían prestar atención, entender instrucciones y  completar tareas... todo eso que los psicólogos llaman "Función ejecutiva" de la mente y que se aprende mejor jugando.

¿A que juego con mi hijo? Por supuesto que todo depende de la edad, pero la clave es comenzar con juegos sencillos a los que se le puede ir añadiendo complejidad.  Estas son algunas ideas que no necesitan otra inversión que tiempo y las ganas de pasar un rato enriquecedor y divertido con tu pequeño:

Las estatuas:  Sólo se pueden mover cuando suene la música. Al  parar la música todos se convierten en estatuas con un pose previamente acordada. Ayuda a desarrollar el equilibrio y el autocontrol.

Baile de colores: Sólo necesitas cintas de colores y música. Primero juegan a mover la cinta libremente y luego se les pide que coordinen los movimientos con la música o que sigan instrucciones (arriba, abajo, con las dos manos, etc.). Desarrolla la coordinación y la atención.

Mamá Pato:  Es ideal para varios niños. Cada uno se turna el papel de mamá pato. Los demás deben imitar todo lo que la mama pato hace. Ayuda a potenciar la percepción corporal.

¿Qué juegos de tu infancia recreas con tus hijos?

Imagen via Thinkstock 

Topics: array