Un regaño por una mala calificación le costó la vida a una joven

Nunca voy a olvidar, cuando ayudaba a mi prima a cavar en el jardín de su casa, un agujero muy profundo, con el propósito de que en él pudiera enterrar los exámenes que había reprobado en la escuela, para "evitar" que su mamá se enterara de sus malas calificaciones. Y aunque, la anécdota se convirtió, después, en algo divertido que contar, lo cierto es que, haciendo una reflexión sobre el asunto, esto no es más que el reflejo de la angustia que viven muchos jóvenes,  al no poder cumplir con ciertas expectativas de sus padres. Esto te lo cuento, por el lamentable caso de Elisainy Vélez Solano, una joven dominicana, de 15 años de edad, que el pasado lunes se quitó la vida, después de que su madre le reclamara, el haber reprobado una asignatura, como dice un informe del Diario Libre.

Advertisement

 Según esta fuente, la menor llegó sin vida al hospital, presentando signos de asfixia por ahorcamiento, los cuales aparentemente, se los ocasionó ella misma, al colgarse con una soga atada al cuello en su residencia.

Y aunque, todavía siguen en pie las investigaciones para determinar las causas de su muerte, todo apunta, a que la menor, no soportó la idea de haber decepcionada a su mamá con las notas que obtuvo. Y es que, realmente puedo entender, la angustia que debió haber sentido esta joven, pues en algún momento, yo llegué a sentir lo mismo, la primera vez que reprobé una materia.

Recuerdo que no sabía cómo se lo iba a decir a mi mamá, pero quizás, lo que más me mortificaba, era que se decepcionara de mí. Así, pasé días enteros sin poder dormir pensando en cómo le daría la noticia; hasta que un día me animé y para mi sorpresa, el resultado no fue tan catastrófico, pues mi mamá, en lugar de regañarme, se ofreció a buscarme un maestro particular, para que me ayudara con la materia con la que estaba teniendo problemas.

Y aunque mi historia tuvo un final feliz, realmente me da mucha tristeza, enterarme de casos como estos, en los que un poco de comunicación, entre padres e hijos, hubiera evitado una tragedia de esta magnitud. Estoy de acuerdo, con el hecho de que los padres se preocupen por el desempeño de sus hijos en la escuela, pero creo que es primordial que siempre les dejen claro, que una mala calificación, no los hace "peores" que el resto. Pues al final de cuentas, los padres deberían motivar a sus hijos y no hacerlos sentir que no valen nada, por una simple calificación ¿Tu qué opinas?

¿Quieres encontrar a otras mamás como tú? ¡Sigue a MamásLatinas en Facebook!

Imagen vía Thinkstock

Topics: abuso infantil  adolescente  comportamiento  como ser padres