Cuando me enamoré de mi actual esposo él ya tenía un hijo. Yo estaba divorciada sin hijos y él llevaba 6 años criando al suyo, se divorció de la madre de su niño, cuando él tenía dos años.

Odio la palabra madrastra, me hace pensar en Blanca Nieves, pero eso es lo que soy ¿no?.  "E" es mi hijastro y lo quiero con todo mi corazón.

No es fácil, nada fácil pero tengo que admitir que en mi caso, él si me lo facilitó, pues tiene un gran corazón. Esto no quiere decir que no haya problemas y que el comienzo no haya sido duro, pero la realidad es que por habernos conocido cuando él era más chiquito, la cosa fue más simple, y él pudo tomar a su madrasta de una manera más natural.

A pesar de que no soy su madre, soy capaz de hacer por él las mismas cosas que haría por mis hijos.

He escuchado historias de madrastras de terror e hijastros de película de miedo. También he escuchado a gente cercana, sufrir mucho por la relación con los hijos de su pareja. Pero como todo en la vida, cada historia tiene dos versiones, y así como hay mujeres que sufren por la llegada de estos "extraños" a sus vidas, imagínense como sufrirán estos "extraños" al ver llegar a esta "mujer desconocida" a la suya.

Estos hijos no pidieron, ni provocaron el divorcio de sus padres, y "la que llega" por primera vez a sus vidas, es quien tiene la obligación de ponerse en sus zapatos -solamente como un ejercicio– pues la ayudará a entender lo que ellos están sintiendo.

Cuando nos casamos o tomamos la decisión de tener una relación con una persona que tiene hijos de una relación previa, deberíamos tomar en cuenta estos cinco elementos para "ser una madrastra exitosa".

1. ¿El amor que los une es lo suficientemente fuerte? Van a tener que entrarle a batallas muy duras  y hay que estar convencida de que el amor que los une, va a soportar los problemas que llegarán con el tiempo. Si la respuesta es sí, no hay que dudarlo. Pero si tienes alguna duda, espera más tiempo.

2. No podemos borrar el pasado. Todos venimos a las relaciones adultas con una maleta llena, mi papá los llama "huesos en el armario". Es verdad, una pareja de adultos está formada por dos seres que ya tuvieron experiencias, situaciones y circunstancias, que finalmente los llevaron a encontrarse el uno al otro. Y todo esto, incluyendo a los hijos de tu pareja, lo convirtieron en el hombre del cual te enamoraste.

3. Aprender a lidiar con los celos. En cierto grado compartes a tu marido con ella, pues ellos dos a su vez, comparten lo más importante de esta vida: un hijo. Y la educación de este ser humano es decisión de ambos. Así es que siempre hay que respetar esta relación de los ex y hay que ser muy sabias, para no confundirnos y hacernos ideas equivocadas.

4. Respeta a la madre de tu hijastro. Y obligar a todos a su alrededor a hacer lo mismo. Mi hijastro ya entró en los años de la pubertad, donde la mamá es el enemigo máximo, y yo siempre le digo que respete y entienda, pero sobre todo que tenga cuidado, pues esta etapa se le pasará un día y no hay que hacerle daño a quien mas nos quiere.

5. Reglas iguales para todos. Cuando "E" está viviendo conmigo, tiene que hacerlo bajo las reglas de la casa. Y la verdad es que él lo acepta bien, pues además le queda claro que aplican a todos por igual y tiene dos hermanos que son hijos míos. El que a veces me da problemas es el padre, quien de pronto opina sobre algo en lo que el hijo y yo habíamos acordado, dando origen a un nuevo problema.

Es importante que si eres una "madrastra", tu marido entienda que es como si fueras la madre, y así como hablamos del frente común con los hijos, pues lo mismo se debe hacer con los hijastros, esto siempre les dejará claro que ellos son parte de un hogar, y que no hay diferencias entre hermanos.

Yo soy transparente, la verdad que se me nota todo, la alegría y la tristeza, así es que no puedo ocultar mis enojos, ni las cosas que me molestan, pero eso ha logrado que el diálogo con mi hijastro siempre sea abierto y honesto. Al final este es el consejo más importante: hablarlo todo y no dejar las cosas pasar, pues se van acumulando.

Al final, este niño, mi hijastro querido, me inspiró a ser mamá y además tengo la ventaja de ser su amiga, cosa que no es tan fácil lograr con los hijos propios.

¿Y tú tienes hijastros?, ¿cómo te llevas con ellos?, ¿qué consejos les darías a las madres que tienen problemas con los hijos de sus maridos?

¿Quieres encontrar a otras mamás como tú? ¡Sigue a MamásLatinas en Facebook!


Imagen vía Thinkstock

About the author

Sofia was born in Mexico and moved to New York in 1997. She has a 6-year-old girl and a 2-year-old boy who are usually the main characters in her blog Slap cada día. After  a long career in advertising, last year she decided to leave the corporate world to chase her own entrepreneurial dreams and work on her writing.

 

Read More
LIKE WHAT YOU JUST READ?
Click LIKE below to find other posts like this one!
Keep Reading

To leave a comment on this story, please log in with:
  • Facebook
  • MamásLatinas
  • Comment as a Guest
you are logged in as (logout)
Submitting comment, please wait...