No me importa si el primer golpe o el botellazo lo lanzó Chris Brown o el primer empujón lo dio Drake. Ninguno de los dos  serían bienvenidos en mi casa como novios de mi hija –si es que tuviera una  niña-. La pelea que ambos raperos protagonizaron en una discoteca neoyorquina hace un par de días le ha dado la vuelta al mundo, sobre todo después de que Chris Brown publicara una fotografía suya con el mentón herido, en su cuenta de Twitter tras la reyerta.

Gracias al descontrol de este par de inconscientes, otras cinco personas resultaron heridas por la lluvia de vidrios que las botellas rotas desperdigaron en el lugar, convertido en un pugilato porque al parecer las dos joyas estaban peleando por la exnovia de ambos: Rihanna, a quien por cierto tampoco quiero como novia para un hijo mío.

Sí, la cantante sostuvo un romance con Drake, después de que su noviazgo con Chris Brown terminara cuando éste la dejó más golpeada que una pera de boxeo.

En lo que va de semana los dimes y diretes, así como las justificaciones legales de los abogados de ambas partes han ganado centimetraje en los medios de todo el mundo.  Y a mí me parece que los tres –porque hasta a Rihanna la incluyo allí- son tres talentosos artistas con muy mal comportamiento y, quienes además se recuestan del salvoconducto que creen que les da la fama.

Los tres necesitaron una abuelita latina que les quitara esas malas costumbres a punta de chancletazos cuando eran niños, porque ahora, por muy talentosos, famosos y ricos que sean, son tres pobres diablos sin modales que no saben convivir en sociedad.  Así que la verdad es que si alguno de mis hijos me llevara a estas tres joyas a mi casa como su pareja me quedaría de una pieza y me empezaría a preocupar por la integridad de mi muchacho (a) no me le fuesen a dar un mal golpe.

¿Quieres encontrar a otras mamás como tú? ¡Sigue a MamásLatinas en Facebook!

Imágenes vía Getty Images

About the author

Vicglamar is a journalist by profession, though she spent a couple of years studying pre-med before changing her major to communications. She has worked at the most prestigious newspapers in Venezuela. She had her first child when she moved to United States almost seven years ago and now has two boys affectionately nicknamed Trueno (thunder) and Relámpago (lighting).

Read More
LIKE WHAT YOU JUST READ?
Click LIKE below to find other posts like this one!
Keep Reading

To leave a comment on this story, please log in with:
  • Facebook
  • MamásLatinas
  • Comment as a Guest
you are logged in as (logout)
Submitting comment, please wait...