Actuán y piensan diferente, pero papá y mamá, ¿sentirán los mismos altos niveles de estrés?

En el tema de la igualdad entre hombre y mujer existe otro factor más que nos une: Bienvenidos al mundo del estrés. Los últimos estudios indican que ambos mamá y papá, sufren del estrés que sólo era parte de la vida de las madres del pasado: El ser que cuidan a los niños y se preocupa por sus actividades diarias.

En otras columnas he señalado lo positivo que es que los padres de familia compartan la tarea de cuidar de sus bebés, cambiar pañales y preocuparse por la vida de sus hijos junto a sus compañeras. Pero este descubrimiento me hace pensar que quizás los hombres tenemos que aprender mucho de las mujeres que son capaces de hacer varias cosas a la vez y manejan el impacto negativo del estrés de una manera más positiva que sus compañeros masculinos.   

Advertisement

Parece ser que la mujer tiene algo innato que le da la habilidad de hacer varias cosas, sin sentirse tan presionada como el hombre que típicamente prefieren enfocarse en una sola cosa a la vez.

Lee más ¿Qué más? ¡Qué vivan los padres activos! La crianza es una responsabilidad compartida de papá y mamá

Esto me hace pensar en algo que escuchamos en un retiro espiritual para matrimonios: El hombre tiene un cerebro que funciona como un waffle (con líneas rectas y un pensamiento a la vez), mientras la mujer piensa como el espagheti (con líneas variantes y es capaz de pensar mil cosas a la vez). 

Quizás por eso es que las madres – y las mujeres en general – manejan el estrés de la vida diaria de una forma más eficiente que los hombres. Simplemente, así somos – somos diferentes – y mientras más pronto aprendamos eso, mejor nos va a todos, mamás y papás por igual.

 Image via LaBellaVida/Flickr