Ya sé que viajar en avión es seguro, pero ¡igual me da miedo!

Me subí a un avión por primera vez en mi vida antes de cumplir los 6 años cuando mi papá aceptó un trabajo en la ciudad de México dejando así nuestro natal Perú atrás. Desde ese entonces he perdido la cuenta de la cantidad de veces que he viajado en avión ya que pasé la mayor parte de mi niñez en el extranjero. Primero México, después Argentina y luego Sudáfrica antes de terminar en Estados Unidos. Además, durante casi cinco años trabajé como productora para Aquí y Ahora, el show de Univision, y prácticamente viajaba a Latinoamérica todos los meses.

Por suerte, viajar es uno de mis pasatiempos favoritos, pero desafortunadamente, no puedo decir lo mismo de volar en un avión. Aunque de chica no me molestaba tanto, a medida que me he ido poniendo vieja, me gusta menos. Y desde que soy mamá, ¡peor!

Advertisement

Lee más en ¿Qué más?: Una "súper abuela" se defiende de un robo a balazos (VIDEO)

Pero ¿por qué lo odio tanto? En eso pensaba ayer en mi vuelo de trabajo de Denver a Nueva York. Ya sé que supuestamente es más seguro viajar en avión que andar en auto, pero aún así me da mucho miedo. La verdad es que odio viajar sola porque sí hay algo de turbulencia—y ¿cuándo no la hay?—no puedo clavarle mis uñas de terror a nadie. Aunque una vez fue tan fuerte la turbulencia que me importó un bledo que no conocía a nadie e igual le clavé las garras al tipo que estaba sentado al lado mío.

Lo peor del caso es que mi hijo Santiago, que tiene 2 añitos, tiene una obsesión con los aviones y cada vez que viajamos juntos yo tengo que actuar como lo que no soy: ¡la mamá fuerte que no le tiene miedo a nada!

¿Quieres encontrar a otras mamás como tú? ¡Sigue a MamásLatinas en Facebook!

Por suerte, fuera de la odiosa turbulencia, nunca he experimentado nada horrible durante un vuelo. Además varios pilotos amigos míos me han explicado porque volar en un avión es, por lo general, súper seguro. Aún así, yo me muero de miedo, las manos me sudan y el corazón retumba dentro de mi pecho mientras que rezo varios Padres Nuestros y más Aves Marías en silencio a la hora de despegar, a la hora de aterrizar y si llega a haber algo de movimiento durante el vuelo.

¿Te gusta viajar en avión? O ¿eres como yo y le tienes miedo a los aviones?

Imagen vía xlibber/flickr