Hilary Rosen se convirtió en la Ozzie Guillén de la campaña electoral

Hilary Rosen debe haber tomado clases con Ozzie Guillén en el arte de hablar demás. La desafortunada frase que se le chispoteó con relación a Ann Romney, le ha dado a la esposa del candidato republicano de facto, Mitt Romney un halo de santa o de mártir , que ya casi raya en lo ridículo.  

Advertisement

A Hilary Rosen lo único que le falta es que salga por las calles con una  corona de espinas para demostrar lo arrepentida que está.  Aunque, como asesora, en el fondo , muy para sí misma de lo que más se debe estar arrepintiendo es de haberle dado tanto vuelo a Ann Romney, quien con todo  respeto a todas las madres, entre quienes me cuento, pues no tenía altura intelectual o argumentos para debatir con Michelle Obama.

Lee más en ¿Qué Más?: A las mamás que nos quedamos en casa, que no nos toquen ¡ni con el pétalo de una rosa!

Tal y como lo ha dicho el mismo presidente y candidato democráta Barack Obama, no hay trabajo más difícil sobre la tierra que la crianza de un hijo, sobre todo porque no importa cuántos libros te leas. No hay manual que garantice que estás haciendo un buen trabajo y bien lo dijo Freud, " el mejor padre es el que no tiene hijos".  Tú y yo sabemos que la crianza de un niño es un trabajo de 24 horas al día, siete días a la semana, que es mal remunerado y que tus jefes (tus hijos) son sumamente exigentes. Pero, tampoco tenemos que caer en la tontería de deificar a nadie. Sí, ser ama de casa y madre es muy difícil, pero ganarse el pan todos los días trabajando de sol a sol también lo es. Y combinar ambos roles como hacemos muchas mujeres, pues ni se diga.

Como en toda campaña política a la metida de pata de la asesora demócrata le están sacando el jugo tanto los partidos como los medios de comunicación, ¿cómo no hacerlo si ésta polémica da mucha tela que cortar? Saben qué, me gustaría que apareciera una líder latina y llamara a la conciliación. ¿Hasta cuándo las mujeres somos nuestras peores detractoras?

Ser madre es difícil, tengas o no un empleo formal. Así que en vez de estarse sacando los ojos señoras, siéntense a pensar cómo fortalecer el liderazgo de nuestro género.  ¿Qué opinas tú?  

¿Quieres encontrar a otras mamás como tú? ¡Sigue a MamásLatinas en Facebook!

Imagen vía CNN