¡Qué susto! Una monja española se robaba los bebés y los daba en adopción

En marzo de 1982, María Luisa Torres dio a luz a su segunda hija en Madrid. Cuando despertó de la anestesia le dijeron primero que la bebé había muerto, después que la habían dado en adopción y que si se quejaba le sacarían a su hija mayor también, porque había cometido adulterio. La mujer estaba separada de su marido y había quedado embarazada durante una relación fugaz y le creyó. Como dice ella bien: "¿Quién iba contra la iglesia?".

Advertisement

Según Torres, quién la amenazó y le quitó a su hija fue Sor María Gómez, quien a sus 80 años es la primera acusada formalmente en un escándalo de robo de bebés, que involucra a más de cien familias. La monja Gómez, quien se anunciaba en revistas para ayudar a madres solteras, es acusada por decenas de otras mujeres de que les había robado a sus hijos.

Aquella niña de Torres, Pilar, fue dada en adopción a un matrimonio que no podía tener hijos. El padre adoptivo, Alejandro Alcalde, cuenta que antes de darles al bebé, sor María les sometió a un interrogatorio sobre sus finanzas y creencias religiosas. Además, les cobró un dinero. Hace diez años, Pilar comenzó a obsesionarse con la idea de conocer a su madre biológica. Su padre adoptivo decidió ayudarla. Contrató a detectives y abogados, habló con monjas, investigó todo lo que pudo, hasta que un programa de televisión encontró a María Luisa. Las pruebas de ADN confirmaron que eran madre e hija.

Pilar siempre había pensado que su madre la había abandonado. Cuando inició su búsqueda, visitó a sor María Gómez Valbuena quien le aseguró su madre era una prostituta que no quería saber nada de ella. ¡Qué horror!

La Fiscalía de Madrid, que tramita unas 100 denuncias por robo de bebés tras archivar cerca de 150, espera ahora los resultados de dos exhumaciones realizadas en cementerios de la capital y de Barcelona para comprobar que los bebés dados por muertos al nacer fueron enterrados allí. Al abrir las tumbas, los forenses encontraron restos humanos y ahora esperan el resultado de las pruebas de ADN para comprobar si son esos niños que sus madres están buscando. En toda España la cantidad de denuncias de niños robados se ha elevado a 1.500. ¡Una verdadera pesadilla!

¿Crees que las autoridades deberían actuar contra esta anciana?

¿Quieres encontrar a otras mamás como tú? ¡Sigue a MamásLatinas en Facebook!

Imagen vía wonderferret/flickr