Las madres tenemos el trabajo más difícil que una persona puede tener, pero a la vez; el más gratificante.  Las madres tenemos el poder de ayudar a nuestros hijos a cumplir sus sueños y llegar hasta dónde quieran llegar.  Sí, con nuestro amor, acciones y palabras ayudamos a que nuestros se llenen de fortaleza y estén listos para su futuro.  Es decir, no podemos hacer mejor inversión en la vida de nuestros hijos que construirles una base fuerte y estable de autoestima. 

Las palabras tienen el poder de marcarnos para siempre.  Detengámonos un segundo y pensemos: ¿recuerdas una burla que hayas recibido cuando pequeña?  Probablemente sí. Y como dice el dicho "recordar es vivir", aún nos lastima recordarlo.  Es increíble ver que todavía rememoremos estos incidentes, sin importar los años que han pasado.  Es por eso que nuestro trabajo es ESENCIAL en la vida de un niño.  Es nuestra responsabilidad y privilegio brindar comentarios positivos para rellenar esos huequitos que las palabras y críticas hirientes pueden hacer en la autoestima de un niño. 

Cuando digo comentarios positivos, me refiero a comentarios dichos con intención y fundamento.  Es decir, para proporcionar fortaleza a través de nuestras palabras debemos: Ser específicas y ser creativas.  Sé que a Andrea le llena mucho más escuchar "princesa, qué lindo te quedó el perrito que dibujaste" en vez de un simple "buen trabajo."  De la misma manera, escribir notas especiales y dárselas en momentos inesperados pueden ser el "highlight" del día.  Por ejemplo, la maestra de Andrea me llamó para informarme de lo feliz que estaba Andrea de haber encontrado una nota especial dentro de su mochila.    

Pensemos lo siguiente: un carro y el tipo de gasolina que le ponemos al tanque.  Cuando compré mi auto el vendedor me explicó que no importaba lo lujoso que fuera el auto, si quería que se mantuviera en buenas condiciones lo tenía que llenar con gasolina de buena calidad.  De igual manera, nuestros hijos tienen un gran valor (su personalidad, cualidades y atributos), pero mientras más los llenemos con la gasolina del positivismo, tendrán más energía y poder para alcanzar sus metas y sueños.   

Después de todo, las palabras buenas y positivas no nos cuestan nada; pero valen más que cualquier objeto material que se pueda regalar.  Así que, ahora es el momento. ¡A ELOGIAR A NUESTROS HIJOS YA!

¿Cómo le das refuerzo positivo a tus hijos? Cuéntame dejando tu comentario en el recuadro de abajo...

Imagen vía wallstalking.org/flickr

About the author

A journalist, early childhood expert, book author, wife, and mom (among other things!) is the very definition of today´s professional woman. Jeannette has dedicated her career to sharing through various platforms her parenting philosophy to help parents increase their family´s quality of life.

Read More
LIKE WHAT YOU JUST READ?
Click LIKE below to find other posts like this one!
Keep Reading

samira

Creo que es súper importante nutrir la autoestima de los hijos, sobre todo eso es algo que debemos aprender a hacer las mamás latinas, ya que muchas son muy exigentes y por querer hacer fuertes a sus hijos, pocas veces les hablan bonito!! Como dices, no nos cuesta nada elogiarlos y decirles lo mucho que los queremos. .

respl...

yo conssidero q es realmene importate,pero nos cuesta trabajo hacerlo,por que en mi caso,yo me sentia de alguna manera rechasada y es dificil dar lko q no tienes. Pasando aotro punto me gustaria que me ayudara atrabajar en esto por quemi esposo y yo estamos llegando a un acuerdo de separacion y no se como explicarselo a los niños ellos tienen 9,7,4 años,por favor deme un consejo.GRACIAS.  RESPLANDECIENTE

 

1-2 of 2
To leave a comment on this story, please log in with:
  • Facebook
  • MamásLatinas
  • Comment as a Guest
you are logged in as (logout)
Submitting comment, please wait...