Cuando el NO de un pequeñito es un SI o viceversa

¿Cuántas veces has entrado en una discusión con tu nené donde tú dices si y él no o viceversa? ¡A mí me pasa cotidianamente! Es más he llegado al punto de que para no molestarme comienzo a bromear y les empiezo a hablar directo en el ombligo a mis dos hijitos, hasta que ellos explotan en una carcajada: "¿Mami, por qué haces eso?", me preguntan: ¡porque ustedes escuchan por la barriguita!".

 

Advertisement

Y así en medio de un ataque de risas se acaba la discusión. Pero después de haber visto es vídeo, voy a aplicar la misma táctica de este papá  a ver cómo me va. ¡Ya te contaré si tuve éxito!

Te lo juro que a veces, después de que les he dicho más o menos once veces "lavénse los dientes" y no me hacen caso, me provoca salir corriendo, pero esta noche les voy a decir: "no se laven los dientes". A  ver si consigo el mismo efecto que este papá. ¿Crees que tendré éxito?

Imagen vía YouTube