Estas muñecas y los que las coleccionan ¡me asustan!

Parece que he estado viviendo debajo de una piedra, ya que recién me entero de estas muñecas que se llaman Reborn Dolls. Por sí tú tampoco no sabes que son, se trata de  unas muñecas espeluznante realistas que a las personas les gusta coleccionar porque supuestamente se sienten confortadas cuando las cargan y cuidan de ellas. Muchos de estas coleccionistas--en su mayoría mujeres que pagan entre $50 y $4.000 por las muñecas--juran que no son raras ni locas. Pero cómo describirías a alguien que sale a pasear con su Reborn Doll en un asiento de seguridad infantil o que construye una guardería para acomodar su colección? 

Tú decides. 

Advertisement

Lee más en ¿Qué más?: La Barbie de carne y hueso ¡existe! Aunque no dejaría que mi hija jugara con ella

Siempre he dicho que la gente es libre de hacer lo que le dé la gana, pero esto también significa que yo soy libre de pensar que definitivamente hay gente por ahí que le falta un tornillo. 

Al principio pensé que los coleccionistas de estas muñecas eran sin duda mujeres que no podían tener hijos, pero resulta que no es así. Muchas, de hecho, tienen hijos e incluso nietos. Una mujer entrevistada en el programa Today dijo esta semana que comenzó su colección de 10 Reborn Dolls porque no podía tener más hijos. Otra, que tiene 28 muñecas, dijo "Sabemos que no son reales, pero se ven reales y después que tus verdaderos hijos crecen sabes que puedes tener algo que cargar y acariciar y amar cuando quieras".

Lo siento pero ¡algo anda verdaderamente mal cuando una mujer adulta se pasa todo el día apapachando a una muñeca de plástico!

¿Quieres encontrar a otras mamás como tú? ¡Sigue a MamásLatinas en Facebook!

Aunque me hubiera gustado tener al menos un hijo más y me pongo muy triste cuando veo lo rápido que mis dos hijos están creciendo, simplemente no me veo gastando ni un dólar para poder alargar ese increíble sentimiento de cargar y cuidar de un bebé recién nacido. Para eso, prefiero ofrecerle a una de mis amigas con un bebé de verdad cuidarlo por un par de horas para que ella descanse y yo me saque de encima las ganas de cargar a un bebé. O, mejor aún, me puedo ofrecer como voluntaria para cargar bebés en un orfanato donde los bebés de verdad ¡realmente lo necesitan!

 ¿Tú qué piensas? ¿Te parece que esto es un simple pasatiempo?

 Imagen vía NBC
 

Topics: array