¿Qué haces cuando tus hijos se portan mal delante de otros?

Aunque me gustaría decir que mis hijos son unos angelitos, lo cierto es que son unos niños normales que la mayoría de las veces se portan bien, pero otras tantas se portan mal. Lo malo es cuando pasa delante de otros.

Hace un par de días, una ex compañera de trabajo a quien aprecio mucho vino de visita a casa.  Yo estaba feliz de la vida porque no nos veíamos en mucho tiempo y finalmente iba a conocer a mis hijos. Aunque sabía que la hora a la que ella venía de visita no era la mejor, en lo que a mis hijos se refiere, tenía mucha ganas de verla, así que no le di mucha importancia--mi primer error.

Advertisement

Al principio todo iba viento en popa. Mi amiga les trajo unos libros a mis hijos y ellos estaban encantados. Pero a medida que se acercaba la hora de cenar y a mis hijos se les notaba el cansancio en sus caritas, las cosas comenzaron a deteriorarse.

Primero, mi hijo de 2 años, quien ha resultado ser un gritón, decidió lucirse pegando de gritos rompe-tímpanos sin razón aparente. Traté de cargarlo y calmarlo, pero eso no funcionó así que decidí ignorarlo para ver qué pasaba. Después, como nadie le hacía caso, los gritos se convirtieron en berrinche y hasta tiró uno de sus juguetes contra la mesa de la sala, donde mi amiga y yo estábamos conversando.Mi hija de 5 años no se quedó atrás. Se la pasó peleándose con su hermano menor, interrumpiendo nuestra conversación y pegando uno que otro grito también.

Aunque sé que para mi amiga no era nada nuevo esto de los niños (es madre de 4 y abuela de 3), lo cierto es que yo me moría de la vergüenza. Sentí que había perdido el control por completo. Mi única salvación fue cuando llegó mi esposo del trabajo y por fin se pudo encargar de ellos.

Mi amiga no me dijo nada, pero yo me pregunto ¿qué habrá pensado de mis habilidades maternales?

¿Les ha pasado esto alguna vez? 

Imagen vía ryancboren/flickr