La Barbie de carne y hueso ¡existe! Aunque no dejaría que mi hija jugara con ella

¡Wow! Navegando por la Web me enteré de que hay una joven que se dice llamar Dakota Rose y que se ha convertido en todo un fenómeno en las redes sociales por su gran parecido con la muñeca Barbie. Y aunque poco se sabe de ella, su nombre ya ha comenzado a sonar en  algunos programas de televisión en Korea, China, Vietnam y hasta Russia; cuenta Dakota en su perfil.

Advertisement

Al parecer, la joven está más que conectada al mundo virtual: tiene un blog, una cuenta en Twitter, otra en Facebook y un canal en You Tube en el que brinda consejos sobre moda, estilo y maquillaje a sus miles de seguidoras. Eso sí, su origen sigue siendo toda una incógnita, ya que hasta el momento, no se le ha escuchado ni siquiera hablar porque todos las recomendaciones las presenta mediante señas, textos en inglés y música de fondo (tipo anime o caricatura japonesa)

Debo confesar que esto me ha hecho dudar un poco sobre la veracidad de todo este fenómeno en las redes. Pero si es real, tampoco me quedo muy tranquila porque me parece que esta Barbie, no es precisamente el mejor ejemplo para las niñas. Lo digo porque no estoy de acuerdo con el hecho de que una joven de 16 años, como dice tener, aparezca en algunas fotos posando con ropa sugerente y hasta diga en su perfil que entre sus intereses se encuentra "ser pervertida".

Sinceramente, si fuera la mamá de esta niña, en primer lugar, no la dejaría andar subiendo fotos de este estilo en Internet por su propia seguridad, y mucho menos, le permitiría que anduviera escribiendo cosas como ésta, ya que los pederastas están a la orden del día y a la espera de niñas que les den material con el cual acecharlas. ¡Sí, quizás sueno demasiado tradicionalista! Pero preferiría parecer la "mamá ogro" y tener a mi hija sana y salva, antes que intentar ser "la mamá cool" y después arrepentirme por haber sido demasiado condescendiente. ¿Tú qué opinas sobre el asunto?

Imagen vía Dakota Rose/tumblr

Topics: how to parent  on parenting  parental control  teenagers