Literalmente no hay palabras para definir el dolor de una madre

El poeta latinoamericano Andrés Eloy Blanco escribió un poema llamado "Los hijos infinitos", que ilustra de la manera más hermosa que he visto cómo una madre siente dolor por todos los niños del mundo. Hoy es uno de esos días en los que llevamos en el corazón el dolor por nuestros niños y los niños de los demás. En especial los niños víctimas de la tragedia en Ohio. Acaba de fallecer el tercer muchacho, de los cinco que fueron baleados ayer.

Esta tragedia ha sacudido al pequeño pueblo de Chardon, en las afueras de Cleveland. Ojalá que sacuda a todo el país y comencemos a tomar medidas concretas para preservar la salud mental de nuestros jóvenes. Atacar de frente el problema del acoso en las escuelas y cambiar las leyes que permiten que un chico tenga fácil acceso a armas de fuego.

Advertisement

Siento el dolor por las madres de las víctimas. ¿Sabían que ningún idioma del mundo tiene una palabra para describir a los padres que pierden a un hijo? Si pierdes al marido eres viuda, a los padres huérfanos. El dolor debe ser tan grande que no hay palabras…

Lee más en ¿Qué más?: Tus hijos y los míos, ¿estarán seguros hoy en la escuela?

T.J. Lane, el agresor de 17 años, ha sido descrito por sus compañeros como un muchacho solitario, dulce, de excelentes calificaciones y ocasionalmente víctima de hostigamiento (bullying). Como ha pasado en muchos de estos casos, nadie se imaginaba que sería capaz de disparar contra cinco de sus compañeros , mientras desayunaban.

Me duele también imaginarme como estaría sufriendo este chico que decidió que su única opción era cometer un crimen de esta magnitud.  El mismo dolor que padecen los chicos que se suicidan por hostigamiento, o las mujeres víctimas de violencia doméstica que terminan asesinando a los maridos.

Nuestras mentes sanas no logran entender estas decisiones. Para nosotros lo lógico sería cambiar de escuela,  pedir ayuda concreta o en el último caso el divorcio, pero la persona abusada no ve esas posibilidades en la cabeza. Por eso necesitan de ayuda profesional, psicológica y médica.

Como también suele pasar, bajo la superficie calma, T.J. Lane tenía una historia de violencia e inestabilidad familiar y había dado señales de que algo no estaba funcionando bien en su cabeza.

Tanto el padre como la madre del chico habían sido arrestados por violencia doméstica, cuando él era bebé y se divorciaron en 2002. Poco después su padre Thomas Lane Jr., quien tenía una historia de problemas legales relacionados con la violencia, fue acusado formalmente de intento de asesinato y la justicia le prohibió que se acercara a su familia. El cargo de intento de homicidio fue eliminado, pero el hombre pasó nueve meses en la cárcel. Aún queda por descubrir cómo era su vida familiar en el momento del crimen, pero se sabe que T.J. vivía con sus abuelos en un área boscosa del pueblo e iba a la escuela en autobús.

Sin embargo, gracias a facebook sabemos que entre sus pasatiempos favoritos, el chico incluía andar sin rumbo y caza primitiva. Asimismo, indicó que admiraba David Icke, un británico que afirma que el planeta Tierra está siendo controlado secretamente por una raza superior de reptiles humanoides.

En diciembre, T.J. publicó un largo escrito en su página de Facebook describiendo a un hombre "sin familia" que sólo tenía un deseo "tener el mundo a sus pies". "Él era mejor que todos esos que detestaba, tan vanidosos dentro de sus castillos", sigue el texto y continua describiendo una masacre en un castillo. "Siente la muerte, no sólo burlándose de ti, sino dentro de ti".

Creo que no tengo mucho más que agregar.  Es una situación en la que todos son víctimas. Ojalá, repito, sirva para que algo cambie.

Imágenes vía AP, ABC News