¡Defiende a tus hijos de los predadores en Internet!

La palabra ciberpredador suena como salida de una película de ciencia ficción, lamentablemente estos personajes no sólo son de carne y hueso, sino que son una amenaza real para todos nuestros niños.

Estos criminales usan la anonimidad que da Internet para atacar a sus víctimas, especialmente a los más jóvenes, cuyo cerebro aún no les permite distinguir claramente las diferencias entre el mundo real y lo que se les presenta en la pantalla de su computadora. Los chicos son presa fácil para fraudes, hostigamiento y atenciones indeseadas cuando están online.

Advertisement

Con esto en mente, el departamento de Homeland Security (Seguridad Nacional) publicó tres lineamientos básicos que todo padre debe seguir cuando le damos la llave imaginaria de Internet a nuestros niños, especialmente si van a visitar sitios de redes sociales:

- Vigila las actividades electrónicas: Coloca tu computadora en un area común de la casa, para que puedas mantener un ojo sobre lo que tus hijos hacen en Internet, con quién están chateando y qué tipo de sitios están visitando.

-Informa a tus hijos sobre los riesgos de estar online: Abre una línea de conversación constante, adaptada a las edades adecuadas, sobre qué tipo de comportamiento es adecuado en Internet. Explíca y recuerda constantemente a tus hijos sobre los peligros y riesgos que presentan los desconocidos, sobre todo que las personas siempre son desconocidas si la relación es online. Hay que recalcarles que nunca se deben dar su información personal, como edad, dirección etc.

-Mánten las líneas de comunicación abierta: Asegúrale a tu hijo que puede preguntarte y contarte cualquier cosa que les pase o les inquiete de su experiencia en Internet.

La campaña  Stop. Think. Connect. (Deténte. Piensa. Conéctate)  del Departamento de Homeland Secuity busca educar a las familias sobre cómo garantizar una experiencia segura en Internet. Mis hijos aún son pequeños, por lo que me es fácil controlar a dónde van online, pero sé que el peligro se multiplicará cuando comiencen la pubertad y exijan respeto a su intimidad, por eso, francamente, los estoy asustando. Es importante que se les meta en la cabeza que cuando uno se conecta a Internet es como abrir la puerta de casa y hay que estar alerta para ver quién quiere entrar.

 Para más información visita la página www.dhs.gov/stopthinkconnect.

Imagen vía Federico_Morando/flickr