¿Cómo hablarles a los niños sobre la muerte de un ser querido?

La verdad que con todo el revuelo que se armó el fin de semana por la trágica muerte de Whitney Houston, me he quedado pensativa. A pesar del dolor que su deceso le haya causado a familiares,seguidores y amigos, hay alguien a quien no me puedo sacar de la mente: su hija, Bobbi Kristina Brown, quien hasta fue llevada de emergencia a un hospital angelino tras la muerte de su madre.

Su padre, el también cantante Bobby Brown, envió un comunicado a los medios en el que asegura que la joven de 18 años, está mejor y que por ahora se encuentra recuperándose, junto a él y su familia. No importa la edad que tengamos,  enfrentar la perdida de un ser querido es muy duro.

Advertisement

Pero asumir esa realidad cuando aún somos niños es todavía más difícil. Aunque no soy psicóloga infantil, me atrevería a decir que puede llegar a ser hasta traumático. Sin embargo, hay algunas herramientas que nos pueden ayudar a hacerle las circunstancias más llevaderas a los niños.

Lee más en ¿Qué más?: Ricky Martin and Gloria Estefan react to news of Whitney Houston's death

Lo primero que deben hacer los adultos que sobreviven al ser querido fallecido y que se quedan cerca del niño es no esconder sus sentimientos. Los propios adultos, generalmente, están haciéndole frente a su propio luto. Así, que lo primero es reconocer sentimientos como tristeza, sensación de vacío, incertumbre y en algunos casos hasta de incredulidad. Después de eso y dependiendo de la edad del niño, debemos ayudarlos a entender y asumir el evento definitivo que están atravesando. Ya sé que me vas a preguntar: ¿Cómo lo hago?, pues bien de acuerdo a la Fundación Belén, dependiendo de la edad del niño, reaccionará diferente frente a la perdida de un ser querido. Aquí te decimos cuáles son las actitudes características de cada edad. Recuerda que lo importante es que lo ayudes a superar el dolor desde el amor.  

¿Cómo reaccionan los niños frente a la muerte de acuerdo a su edad?

Edades de 0 a 2 años:

  • La muerte se ve como una separación o abandono.
  • No hay una comprensión cognoscitiva de la muerte.
  • Se siente desesperación por la interrupción en el cuidado que se recibe.

Edades de 2 a 6 años:

  • Con frecuencia el niño cree que la muerte es reversible o temporal.
  • Se puede percibir la muerte como un castigo.
  • Se presentan pensamientos mágicos de que los deseos se vuelvan realidad; se puede sentir culpabilidad por haber tenido sentimientos negativos hacia la persona que murió y creer que eso fue la causa de la muerte.

Edades de 6 a 11 años:

  • Se da una comprensión gradual del carácter irreversible y definitivo de la muerte.
  • Se demuestra razonamiento concreto con capacidad de comprender la relación causa y efecto.

Edades de 11 años o más:

  • Comprensión de que la muerte es irreversible, universal e inevitable.
  • Se tiene pensamiento abstracto y filosófico.



Imagen vía Splash News