Alabama niega cupones de alimento a niños de padres indocumentados

Esto es una locura que tiene que parar ya. Según el Southern Poverty Law Center, al menos a cinco inmigrantes indocumentados le han sido negados cupones de alimentos para sus hijos nacidos en Estados Unidos, y por lo tanto ciudadanos estadounidenses, a causa de la estrictísima ley anti-inmigración que Alabama pasó el año pasado. Esta ley prohíbe que los inmigrantes indocumentados hagan negocios o tengan contratos con agencias del gobierno local y estatal. Pero muchos se han pasado de la raya a la hora de interpretar la ley.  

Advertisement

Así que ahora, además de impedir que los inmigrantes indocumentados obtengan servicios municipales del gobierno – algo tan esencial como el agua – y tener que probar su ciudadanía antes de obtener una tarjeta para poder sacar libros de la biblioteca, se les está negando comida a sus hijos ciudadanos americanos. 

Lee más en ¿Qué más?: Time to save money! Let the couponing begin!

¿Pero hasta dónde vamos a llegar? Estamos hablando de seres humanos y en este caso de niños que, además de no tener cómo defenderse, se les están violando sus derechos como ciudadanos estadounidenses.  

Tengo la bendición de jamás haber pasado hambre. Hasta el momento, puedo decir lo mismo de mis dos pequeños hijos. No me imagino ni por un minuto lo que se debe sentir el no poder alimentar a tus hijos. A veces, cuando me entero de cosas así, siento que no vivo en Estados Unidos o que hemos regresado en el tiempo a épocas en las que el color de tu piel determinaba tu valor. Sí, tenemos un gran problema de inmigración, pero tiene que haber una mejor manera de solucionarlo. 

¿Qué piensas de lo qué está sucediendo en Alabama? ¿Cómo solucionarías tú el problema de inmigración?

Imágenes vía bamakodaker, longislandwins/flickr