¿Quiénes son mejores padres, los franceses, los chinos o los latinos?

Ayer salió a la venta un libro que dice que los padres franceses son superiores a los demás. El libro se llama Bringing up Bébé: One American Mother Discovers the Wisdom of French Parenting y fue escrito por Pamela Druckerman. Este libro se une a otro escrito por Amy Chua el año pasado que causó furor en este país por decir lo mismo, pero de los padres chinos.

Esto me ha hecho pensar que tal vez sea buena idea escribir un libro sobre como, en realidad, los padres latinos somos los mejores de todos. ¡Estoy segura que va a ser un exitazo!

 

Advertisement

Aunque realmente no tengo la menor idea cómo educan los padres chinos o franceses a sus hijos, sé perfectamente bien cómo los educan los padres peruanos – o por lo menos los míos-. Y puedo decir con seguridad que es gracias a ellos que hoy soy una persona decente, respetuosa y con modales por la manera en la que me educaron.

Lee más en ¿Qué más?: Los 10 secretos de las mamás felices

Mis padres siempre fueron bastante estrictos. Mi madre estuvo siempre a cargo de la disciplina – más que nada porque mi papá trabajaba mucho – y era una mujer de carácter muy fuerte. No nos aguantaba ni una. Sus castigos frecuentemente incluían palmadas, chanclas y en algunas ocasiones hasta correazos, pero nunca jamás sentí que me estaba abusando físicamente ni mucho menos. Además, sé perfectamente bien que sus castigos siempre fueron merecidos.

Mis hermanos y yo siempre nos acordamos que si, por ejemplo, teníamos invitados y nos estábamos portando mal, sólo bastaba una mirada de mi madre para ponernos en línea otra vez. Ah, ¡y pobre del niño que se atreviera a interrumpir una conversación entre adultos! Esto estaba definitivamente prohibido. Es más, a mi jamás se me hubiese cruzado  por la mente. Igualito que los niños de hoy en día...

Mis padres jamás nos preguntaron por nuestra opinión acerca de qué queríamos comer o qué ropa nos podíamos poner. "Ustedes no tienen ni voz ni voto", solía decirnos mi madre. Pero eso sí, a la hora de sentarnos a la mesa no había tema que no se discutiera y en el cual nosotros no participáramos. Desde política hasta música, mis padres siempre se aseguraron de expandir nuestros horizontes y hacernos mejores seres humanos.

Sé que todo esto puede que suene feo o fuerte, pero puedo asegurar que tuve la mejor niñez que cualquier niño pudiese desear – y se que mis hermanos se sienten igual. Mis padres fueron súper estrtictos, pero también fueron súper amorosos y nosotros siempre fuimos – hasta el día de hoy – su prioridad. 

Lo único que me queda es hacer lo mismo con mis hijos. 

¿Crees que los padres latinos son superiores? ¿Por qué? ¿Cómo te criaron? ¿Cómo estás criando a tus hijos?

Images via Andy M Taylor/flickr, Amazon.com