Mi hija está por entrar a sexto grado, pero desde que empezó el preescolar he sabido que es de suma importancia para mí establecer una buena relación con sus maestras. Para mí, es la única manera de que las cosas funcionen sin problema y para para que todos los involucrados estemos a gusto. 

Advertisement

Más en ¿Qué más?: 9 cosas que les enseño a mis hijos en casa que no aprenderán en la escuela

Aunque la mayoría de los niños todavía no han vuelto a la escuela, todos lo harán en las próximas semanas. Por lo tanto, nos pareció que éste era un buen momento para darte algunos consejos sobre cómo conectarte con el maestro de tu hijo directamente de la boca de una experta.

Las siguientes sugerencias, que voy a poner en práctica inmediatamente, provienen de Beatriz Peláez-Martínez, una profesora de secundaria en uno de los mejores distritos escolares en Nueva Jersey y mami de Lucía de 6 años y Rebeca de 8 meses. Échales un vistazo:

1. Asiste al Parent's Night (o la noche de regreso a la escuela): De acuerdo con Betty, los maestros aprecian mucho esto. Como he dicho antes, para mí, es una gran oportunidad para conocer a la maestra de mi hija un poco mejor y para poderle compartir con ella una visión más detallada de la personalidad de mi hija, sus necesidades, etc

2. Ofrécete como voluntaria: "No sólo le mostrarás al maestro que te preocupas por la educación de tu hijo, pero le mostrará a tu hijo que te preocupas por su educación y cosechará los beneficios de un niño que piensa que la escuela es importante", dice Betty. Y yo totalmente de acuerdo. Yo me ofrecí a ser voluntaria varias veces el año pasado cuando Vanessa estaba en kindergarten y voy a hacer los mismo este año. Es importante recordar, como dice Betty, que no tienens que ni siquiera ir a la escuela. Podría, por ejemplo, ayudar cortando cosas comprando los materiales necesarios para algún proyecto. 

3. Manda un email: Los profesores están súper ocupados y verdaderamente no tienen el tiempo para comunicarse constantemente con todos los padres. Así que mándales un correo electrónico a un par de veces al año, sólo para decir hola y ver cómo van las cosas, dice Betty. Debo decir que poder comunicarme con las maestras de Vanessa vía email hace que sea todo mucho más fácil. 

4. Acuérdate que "estamos todos metidos en esto juntos": Betty dice que es importante para nosotros, los padres, recordar que "el maestro de su niño es un adulto tratando de ayudar a formar la vida de su hijo a través de la educación", pero que nosotros tenemos que participar también.

Imagen vía Thinkstock

Topics: educación  escuela  colegio  crianza  array