7 Consejos para que no te metas en problemas si te enamoras en el trabajo

Sería preferible evitar los romances en tu oficina, pero hay que reconocer que son los compañeros de trabajo con quienes pasamos la mayor parte del tiempo, llegando a compartir con ellos algunas veces más que con nuestras propias familias.

Si se te hace irresistible fijarte en alguien de tu empresa y se les da la posibilidad de salir, toma en cuenta que debes separar en lo posible la vida personal de la laboral. Mezclar las cosas puede traer graves confusiones que no le convienen a nadie, empezando por tus jefes.

Sigue estos consejos, para que puedas enamorarte en el trabajo sin que represente un dolor de cabeza constante para ti ¡te decimos cómo lograrlo!

Advertisement

Lee más en ¿Qué más?: 4 Pasos para que te vuelvas millonaria sin ganarte la lotería

Seguramente has escuchado que muchas empresas tienen políticas, las cuales prohíben que parejas trabajen en el mismo sitio. Esto tiene una razón de ser, y es que muchas personas llevan sus problemas personales al lugar de trabajo convirtiéndolo en un ¡grave error!

Las discusiones, pleitos y el romance deben quedarse en casa. Si esto repercute en tu rendimiento, de seguro alguno de los dos resultará perjudicado ¿Cómo? cuando sea reubicado, sancionado e incluso despedido de la empresa. Sin embargo, no es imposible mantener una relación en el trabajo.

Si saben respetar espacios, verán que lograrán mantener un trato cordial en la oficina, y uno más cariñoso y personal cuando salen de las cuatro paredes donde trabajan. Guiarte por consejos de gente que ha atravesado por lo mismo que tú, es lo mejor que te podemos recomendar.

1. Conoce las normativas de la empresa. Respecto al romance entre colegas. Si te enteras que está estrictamente prohibido, es mejor que nadie sepa que están saliendo, hasta que la relación haya avanzado lo suficiente para enseriarse, y poder tomar una decisión sobre la mejor manera de hacérselos saber.

Si es permitido, entonces discretamente puedes demostrar que encontraste el amor en la oficina, manteniendo siempre un comportamiento respetuoso y acorde.  

2. No seas demostrativa. Especialmente con toqueteos ni palabras indiscretas en horas de trabajo. No es conveniente que todo el mundo esté pendiente de lo que hacen entre ustedes, y mucho menos que se convierta en una distracción para cumplir con todas tus obligaciones laborales.

3. No provoques situaciones incómodas. El hecho de que sepas que tu pareja se encuentra laborando en el mismo edificio que tú, no quiere decir que tienes que pasar a cada rato por su escritorio, sentarte a su lado en las reuniones o provocar encuentros fortuitos en los pasillos ¡No es profesional!

Si quieres, véanse durante la hora de almuerzo, compartan un rato y después, cada quien a sus labores.  

4. Evita conversar con él. Al menos de manera exagerada. Si se pasan el día hablando, no sólo incomodarán a los compañeros, sino que podrían recibir una amonestación por parte de los superiores. Demuestra que son adultos y que saben separar las cosas. Trabajo es trabajo y debes ser completamente responsable de tus acciones.

5. Se muy discreta. NO uses el correo electrónico del trabajo para enviarle mensajitos cariñosos, o la línea telefónica de la oficina para hablar cosas de pareja. Asume que estás en el trabajo y lo que pase fuera no tiene que ventilarse allí. Caer en boca de los demás no es lo más aconsejable y podría desencadenar conflictos inapropiados.

6. Evita aprovecharte. Si la relación con un compañero de trabajo es complicada ¡imagínate con un superior! Si te gusta alguien con un cargo mucho más alto que el tuyo y además existe química entre ustedes, evita mezclar el trabajo con la relación. Lo más importante es que no pretendas tomar ventaja de esto, y conseguir un ascenso o aumento de sueldo, solo porque esa persona tenga preferencia hacia ti.

7. ¿Qué pasa si terminan? Desde un comienzo debes tomar en cuenta que existe el riesgo de que el romance acabe y tengas que seguir viéndolo en la oficina. Hablen este punto claramente, entendiendo que si eso llegara a pasar, mantendrán el respeto por cada uno y sus respectivos trabajos, sin caer en chismes ni comentarios desagradables. La paz mental es lo primero ¡siempre!

Imagen vía Thinkstock

Topics: romance  trabajo  parejas  profesionalismo  relaciones