Trucos para NO pagarle intereses a tu tarjeta de crédito hasta 2014

Te apuesto a que con las compras de diciembre tienes las tarjetas de crédito hasta el tope. Pues no estás sola. Hasta yo, que soy extremadamente conservadora cuando uso mis tarjetas, he "abusado" ultimamente de ellas.

Pero para todo hay una solución y lo importante es que sepamos qué opciones nos ofrece el propio mercado de tarjetas de crédito para reducir el monto de esa deuda en menos tiempo y en mejores condiciones.

Advertisement

En febrero de 2011 entraron en vigencia las normas que regulan la actividad de las compañías emisoras: ya no pueden hacer aumentos de tasas de interés retroactivos y deben notificarnos con 45 días de anticipación cualquier aumento de las tasas de interés que nos cobran por financiar nuestras compras. Además, se establecieron regulaciones acerca de lo que pueden cobrarnos cuando nos pasamos del límite de consumo prestablecido.

Como todo no puede ser bueno en esta vida, las normas, establecidas para proteger al cada vez más creciente número de tarjetahabientes endeudados en Estados Unidos, se tradujeron en la práctica en un progresivo aumento de las tasas interés al consumo, mediante el cual las empresas emisoras recuperan parte de los ingresos que dejaron de percibir como resultado de la nueva normativa.

Pero no todo está perdido. Todavía hay soluciones a nuestro alcance. Una de ellas es transferir la deuda de una o varias tarjetas de crédito a otra tarjeta que ofrezca cero interés anual por un periodo determinado, que puede ir desde 6 hasta 18 meses.

Lee más en ¿Qué Más?: Cosas que debes considerar antes de solicitar una tarjeta de crédito

Haciendo esta operación, que en inglés se conoce como zero interest balance transfer, te ahorras el costo de los intereses y durante el tiempo que estás libre de los gastos de financiamiento, puedes pagar tu deuda mucho más rápido. De esta manera, no solo terminas ahorrando y pagando menos, sino que tu índice crediticio (credit score) puede mejorar y en consecuencia puedes disfrutar de intereses más bajos en el futuro.

Para realmente beneficiarte de transferencias como estas, es muy importante que tengas en cuenta por cuánto tiempo estarás disfrutando del no pago de intereses, te organices para que puedas pagar la deuda a la nueva tarjeta en el tiempo en que disfrutarás de la exhoneración de intereses; y tengas presente que una vez concluido el periodo de gracia, deberás pagar intereses sobre el saldo deudor y estos intereses suelen ser bastante altos.

Finalmente, ten presente que por hacer esta operación los emisores de tarjetas de crédito cobran un monto, que suele ser un porcentaje de la deuda que están comprando. Es importante entonces que conozcas de qué monto están hablando para derterminar si realmente es beneficioso para tí hacer esta transferencia de saldo. Si este monto es menor que los intereses que tendrías pagar en los 6, 12 o 18 meses venideros, entonces procede porque estarás ahorrando y si sigues mis consejos, habrás pagado tu deuda en menor tiempo.

¿Ya tienes en la mira la tarjeta de crédito a la que vas a transferir tu deuda sin pago de intereses?

Imagen vía Thinkstock

 

Topics: budget  saving money  tips  starting a business  tarjetas de crédito