Las amigas son buenas para todo, hasta para hacerlo reflexionar a uno sobre temas en los que jamás piensa. Hoy, por ejemplo, amanecí pensando que mi vida sexual debe ser aburrídisima – y ésta "a" de aburridísima, por favor alárgala-. Mejor dicho, entre mis amigas y la doña ésta costarricense que destituyeron como viceministra por andar grabándole un videíto a su Romeo, me tienen con la autoestima sexual en el piso (si es que eso existe). He estado pensando, pero cómo es posible que esta señora Bolaños, con esa cara de funcionaria pública, de maestra de primer grado, de mamá común y corriente pues, se haya atrevido a hacer eso y yo nunca, pero jamás ni siquiera me he acercado a una cámara a decir "te quiero mucho". 

Ah, pero la cosa no termina allí. Resulta que tres de mis mejores amigas en estos últimos dos días me han puesto en la situación de dudar si es que mi vida sexual es aburrida o si es que ellas son más activas o imaginativas sexualmente. Qué sé yo.

Una de ellas, que está disfrutando unos días de luna de miel junto a su novio. Me dice que ya está lista para que se den el masaje "nude" –o algo parecido- y yo, con cara de interrogación absoluta le digo: "¿y eso qué es?". Muy amable, mi amiga me explica que se trata de una técnica para mantener relaciones íntimas, pero que debes comprar un gel especial con el que el cuerpo de ambos se resbale y sean como dos empegostados pasándola bomba. "¡Ah!", contesté, ya que mi ignorancia da para tanto que entendí menos que al principio.

Otra –muy seria ella, toda una odontóloga que no tiene pinta de que mata ni una mosca- me llama para decirme que yo que trabajo en "cosas de tecnología", en realidad como tú y yo sabemos donde trabajo es en un medio de comunicación digital, debería hacer algo porque esto era el colmo, que ni que estuviéramos en Venezuela donde el gobierno prohibe, expropia, espía e intercepta todo. Pues resulta que una página porno que ella y su marido visitaban con frecuencia había sido desactivada o algo así. Entonces me pregunta con tono de reproche: "¡No me vas a decir que tú no te has dado cuenta! ¿Tú no la visitas? ¿Cuáles ven ustedes?". La verdad es que puedo contar con los dedos de ambas manos las veces que he entrado a visitar sitios porno. Sobre todo, después de que nacieron mis hijos y ambos –al igual que todos los niñitos de ahora-  manejan a su antojo las computadoras y teléfonos. Siempre tengo el temor de que algo que tenga un contenido inapropiado salte accidentalmente a sus ojitos. Así que si antes no era pornointernauta ahora menos. 

Lee más en ¿Qué más?: Si quieren tener más sexo ¡escondan los videojuegos y las laptops!

Y la última si que me mató. Me llama ayer, cuando yo iba en plena travesía al aeropuerto Kennedy, para pedirme que: "por favor amiga, no me vayas a decir que no. Yo sé que estás full, pero ayúdame a conseguir una máscara veneciana". A  lo que yo respondí: "¿una máscara veneciana? Así como del carnaval de Venecia…¿Chama, de dónde me saco yo eso? Tú sabes que mi casa es casi minimalista. Yo no tengo una de esas. Sorry, pero qué va, no puedo". Mi amiga se quedó con ganas de que yo le preguntara para que necesitaba esa rareza y me dice: "Chama, si te digo para lo que la quiero. Es que voy a darle la sorpresa a Fulano de disfrazarme como un personaje de la época de oro veneciana". Y a partir de allí, empieza a contarme con detalles del atuendo que ha preparado para su faena sexual. De hecho me dice que cuando se disfrazó de "pollito" lo que más le costó fue hacerle el pico al animalito, pero que se valió de las cartulinas de construcción de su niña y problema resuelto. Ahí, si que casi me desmayé. Lo único que sé hacer – y se me ocurre- con cartulinas de construcción son edificios, nubes, flores, etc.

Así que no sé si seré yo, que estoy pasada de moda, que tendré una vida sexual aburrida, que le falta sazón a mi intimidad o es que mis amigas son de avanzada, que son más candentes que una parrillera en el verano, pero es que me siento como fuera de onda: ni me he tomado vídeos sexuales, ni me he disfrazado de nada para complacer ninguna fantasía sexual, ni veo páginas pornográficas, ni nada… ¡Ayúdame! ¿Acaso soy aburrida?

¿Quieres encontrar a otras mamás como tú? ¡Sigue a MamásLatinas en Facebook!

Imagen vía Thinkstock

About the author

Vicglamar is a journalist by profession, though she spent a couple of years studying pre-med before changing her major to communications. She has worked at the most prestigious newspapers in Venezuela. She had her first child when she moved to United States almost seven years ago and now has two boys affectionately nicknamed Trueno (thunder) and Relámpago (lighting).

Read More
Filed Under: array
Keep Reading

Criss...

Bueno, yo vi ese video en la tv, la verdad lo que me hizo pensar no tiene nada que ver con mi vida ni tampoco con lo que te hizo pensar a ti... yo aunque mi vida sexual no es taaaaan activa por falta de privacidad y tiempo. esto que hizo esta mujer se me hace una total estupidez, por no decir otra palabra, creo que esas cosas se guardan para uno solo y para la pareja, hablando del esposo esa persona con la que vives y compartes muchas cosas... pero si es que hay por ahi un amante o amiguito cariñoso como suele pasar, sobretodo siendo figuras publicas como se les ocurre hacer este tipo de tonterias... que al final nadie sabe como llego al internet...

nohem...
No Amiga avemos muchas asi .Lo Que pasa esque nosotras nos procupa Que nuestros hijos no cachen en una movida de esas. Yo por ejenplo tengo mi hija de 14 y Si me ve un atuendo raro me va apreguntar para Que Lo uso ..yano sediga con las peliculas pornograficas antes Que mis hijas yegaran a este pais yo tenia como 50 y las regale todas a Otra amiga. Cuando yegaron mis hijas no es lomismo estar solos Que con tus ninos merodiando pp ahi.
1-2 of 2
To leave a comment on this story, please log in with:
  • Facebook
  • MamásLatinas
  • Comment as a Guest
you are logged in as (logout)
Submitting comment, please wait...