Yo no sé qué carajos pasa con los hombres latinos -esos son los que conozco bien- y el tema de los deportes televisados. Es una maldición porque no es sólo el soccer que es "sagrado", pero es un afán por ver también el fútbol americano, el tenis, el baloncesto, el béisbol, el golf, las olimpíadas (menos patinaje de figura of course) y en mi caso, hasta los  torneos de poker, que evidentemente no son deporte.

Si no hay Mundial, hay World series, y si no, hay US Open, el caso es que siempre hay algún juego que ver en la p*** televisión. Esta semana por ejemplo estamos con la obsesión de la Eurocopa 2012. Y bueno, cuando se trata de soccer, como bien lo dije al principio, yo tengo un marido que me dice cosas como: "Mi amor no seas payasa ¿como crees que no voy a ver como va el partido Portugal?"

 

¿Yo, payasa?.

¿Por qué c*** es tan importante ver el partido de Portugal, acaso somos de origen portugués, ¿algún familiar nuestro es de allá? No nada de eso, Portugal es de los "equipos" de mi esposo, es uno de esos suertudos elegidos, como lo es Brasil o Italia, simplemente porque son muy buenos jugando.

Así es que en este eterno intento, por descubrir el fenómeno que paraliza a mi marido, cada vez que hay un partido "importante" en la tele, es que decidí mandarle un mail a varias mujeres casadas, que como yo, pasan por lo mismo. Las respuestas fueron muy variadas y todas magníficas.

Mujer 1: casada con un fanático del soccer:

"Lo que sucede es que quieren acordarse de cuando eran más jóvenes y lo jugaban ellos, porque al final siguen siendo unos niños de corazón."

Y es que (por lo menos en mi país de origen), todos los hombres (o la gran mayoría) jugaron fútbol en la infancia. No existe mexicano que no haya corrido tras el balón, con los vecinos de la cuadra o en el patio de la escuela.

Mujer 2: casada con un fanático del soccer:

"Mi marido no lo acepta pero yo estoy segura que lo hace para tener conversación con los idiotas de sus amigos."

Primero que nada, mi amiga #2 le dijo "idiota" a mi marido -pues forma parte de ese grupo, al que ella se refiere- y segundo, esta teoría aunque no me parece tan sólida como la primera, tiene algo de verdad en ella.

Los hombres no se comunican como nosotras, que nos lo contamos todo, ellos son más secos con sus amigos, sus hermanos o sus colegas. Y si observan, las pláticas entre hombres, son como resúmenes noticiosos de política y deporte. Un hombre no se pone a platicar de que tiene problemas en su matrimonio, no señor, ellos hablan de goles.

Mujer 3: casada con un fanático del soccer:

"Mi marido lo hace para sentirse identificado con su papá y su familia, pues todos le van al mismo equipo, y cuando ven otros equipos jugar, también le van al mismo,  son como unos locos."

El equipo de tu vida lo eliges casi siempre por herencia, y otras veces, por razones geográficas ("el de mi ciudad"). El tener equipo, les da a muchos, la sensación comunitaria de luchar por la misma causa, de tener algo en qué creer.  Para los hombres, el fútbol es una religión

Mujer 4: casada con un fanático del soccer:

"Yo agradezco que sea obsesivo con el soccer, pues veo que por ahí saca su violencia, mentándole la madre al equipo contrincante y no a su esposa."

El soccer les da a los hombres una manera "socialmente aceptada" de insultar, gritar y enfurecerse con su prójimo.

Mujer 5 casada: con un fanático del soccer:

"El soccer les da a los hombres la sensación de ser súper machos. Cada vez que ven un gol, sienten que se la están "metiendo" a alguien."

La tuve que llamar para que me la explicara más a fondo y me dijo esto: "para los hombres es fundamental creer que pueden meter una pelota en un agujero, es así en el golf, es así en el baloncesto y en el soccer. Con la cancha de soccer se sienten más machos, pues tienen a su equipo buscando meter la pelota, pero los contrincantes lo quieren evitar a toda costa, así es que cuando la logran meter. Es lo mismo que meterla."

Cerró su discurso así: "para los hombres la pelota es como un espermatozoide gigante y la portería equivale a un vagina. Así es que si su equipo mete goles, ellos sienten que son suyos, para que nos quede claro a nosotras las mujeres, que nunca dejaran de tener la capacidad de metérnosla."

Ahí las dejo para que mediten ustedes, ¿por qué creen que sus maridos están obsesionados con el deporte? Nada me gustaría más, que me dijeran sus teorías.

Imagen vía Thinkstock

About the author

Sofia was born in Mexico and moved to New York in 1997. She has a 6-year-old girl and a 2-year-old boy who are usually the main characters in her blog Slap cada día. After  a long career in advertising, last year she decided to leave the corporate world to chase her own entrepreneurial dreams and work on her writing.

 

Read More
Filed Under: olympics, mexico, hispanic news
Keep Reading

nonmember avatar
Es mentira que exista un solo hombre latino adicto al "Soccer". Eso invalida todas las teorías, ya para comenzar... La teoría #2 tiene mucho sentido, admito que entre mas informado estoy de los partidos y sus internas, mejores charlas tengo con mi hermano. Está bien que mantengas en el anonimato a la fuente de la teoría numero 5, ya que es absurda. ¿A quien le excita meter un espermatozoide en una vagina? Las teorías 3 y 4 tienen sentido también, pero en lo que mas coincido de todo este post es en lo que dice tu marido, es muy payaso de tu parte que pienses que no es importante ver como va el partido de Portugal, aún que ese equipo incluya a Ronaldo y otros mariquitas.
1-1 of 1
To leave a comment on this story, please log in with:
  • Facebook
  • MamásLatinas
  • Comment as a Guest
you are logged in as (logout)
Submitting comment, please wait...