Conozco a mi esposo desde hace 6años. Y si hubo algo que me conquistó de él, fue su espontaneidad. Desde que nos conocimos, muchas de las cosas que él hacía eran espontáneas. Viajes cortos, cenas románticas o una simple caminata al aire libre, eran cosas que hacíamos sin pensarlo demasiado y creo que eso era precisamente lo que le daba el "toque mágico" a nuestra relación.

Así que cuando me casé, mi gran miedo era que nuestra relación cambiara. Que dejáramos de vernos como los grandes amigos que éramos, para convertirnos sólo en marido y mujer. Y aunque al principio fue todo muy raro para mí, porque pensaba que mi papel era ejecutar a la perfección el rol de ama de casa del que tanto me había hablado mi familia, con el tiempo me di cuenta de que él no esperaba nada de eso de mí. Él quería que ante todo, no dejáramos de ser la pareja que éramos antes y hasta la fecha intentamos seguir siendo como cuando nos conocimos.

Casi todo lo que hacemos es espontáneo, un día podemos decidir irnos al día siguiente a otra ciudad o hasta quedarnos en un hotel dentro del mismo lugar donde vivimos, sólo para salir de lo cotidiano. Otro día podemos estar comiendo carne y al día siguiente ser vegetarianos, como lo decidimos recientemente. Un día podemos ponernos a cantar con el karaoke en la casa en pleno lunes y otro podemos estar preparando una cena muy original aunque no celebremos nada en particular.

En fin, creo que esto es precisamente, lo que nos ha mantenido conectados y sintiéndonos muy felices el uno con el otro. Somos esposos, pero ante todo cómplices y eso es lo que ninguna pareja debería olvidar. Sé que todo es mucho más complicado cuando se tienen hijos, pero aun así, una pareja no debería olvidarse de la "magia" que los unió y mucho menos de la espontaneidad, porque ese es uno de los ingredientes más importantes para mantener el misterio en su relación y hacer que ésta perdure.

Intenten, hacer algo espontáneo, cada vez que puedan y verán cómo esto le da un toque muy interesante a su relación de pareja. No necesariamente, tienen que ser cosas extraordinarias; un viaje en automóvil sin rumbo fijo (sólo para ver el paisaje) o un recorrido en un autobús turístico en su ciudad, pueden romper con la monotonía y regresarle la chispa a su matrimonio.

¿Tú qué haces para mantener vivo tu matrimonio?

Imagen vía Iván Otero/flickr

¿Quieres encontrar a otras mamás como tú? ¡Sigue a MamásLatinas en Facebook!

 

 


About the author

Sandra Ortiz Juarez graduated with a Bachelors of Arts in Communications from the University of the Americas Puebla (UDLAP) in Mexico. Sandra received her Masters in Broadcast Journalism from the Escuela Superior de Imagen y Sonido (CES) in Madrid, Spain. She has collaborated with various media outlets including TV AZTECA (Mexico), Libertad Digital Television (Madrid, Spain), AOL Latino (New York) and she is now working with Mamás Latinas in their New York office.

Read More
Keep Reading

green...

Pues q bueno,q todavia hay parejas q piensan asi,hoy dia con tanto trabajo es muy dificil tener una buena comunicacion entre las parejas,pero es muy importante lo q tu dices,ser espontaneos y buscar nuestra propia felicidad.

Yo ya no hago nada...mi matrimonio Se Volvo monotonous, aburrido y sin communicacion Hasta que todo lazo Se rompio. Ahora voy camino al divorcio.
1-2 of 2
To leave a comment on this story, please log in with:
  • Facebook
  • MamásLatinas
  • Comment as a Guest
you are logged in as (logout)
Submitting comment, please wait...