Joven desamparada de Long Island es semifinalista en un concurso científico (VIDEO)

En líneas generales lo que encontramos en los medios de comunicación a nivel informativo, son malas noticias. Muertes, bombas, atracos, hambre, guerras… y paremos de contar. Pero hay días, por increíble que parezca, en los que ver o leer las noticias nos llena de alegría.

Samantha Garvey, con su historia de lucha y superación, con sus ganas de meterle el pecho a la vida y enfrentar las adversidades, es un ejemplo de que en la vida todos podemos elegir ver el vaso de nuestras circunstancias medio lleno o medio vacío.

Advertisement

Ella es una adolescente que vive en Long Island, donde cursa el ultimo año en la Preparatoria Brentwood, situada a un poco más de una hora de la ciudad de Nueva York. Esta joven de 17 años, pasa los días sumergida en los pantanos de sal. No está jugando ni haciendo travesuras, observa y analiza a los mejillones. De acuerdo a CNN en Español, su pasión y dedicación científica, acaba de ser premiada al quedar entre los  300 semifinalistas del reconocido concurso Intel Science Talent Search. De alzarse como ganadora podría a para ganar una beca universitaria de 100.000 dólares.

Como que si la historia de esta estudiosa jovencita ya no fuera sorprendente, hay otro detalle: ella no tiene hogar. Vive en un refugio para desamparados en Long Island. Aún así, no ha parado de luchar para alcanzar sus sueños, entre los que se cuentan asistir a la universidad de Yale o de Brown y obtener un doctorado para luego conseguir empleo en una agencia gubernamental como la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos, reportó CNN En Español.

El hecho de estar en la recta final de esta competencia ya es un triunfo para esta muchacha, a quien le darán un  premio de 1.000 dólares. Los 40 finalistas de esta edición del concurso serán anunciados el próximo 25 de enero y serán becados con montos que van desde 7.500 a 100.000 dólares, según explica el portal de la empresa Intel.

Más allá de los detalles científicos o económicos que rodean la historia de Samantha Garvey, es inspirador ver cómo esta chica cuyas circunstancias de vida bien podrían servirle como excusa para andar en lo que llamaríamos "malos pasos", ha decidido hacer de su presente su mejor aliado para construirse un futuro mejor.

Imagen vía ABC News