iStock

Ahora que comenzamos un nuevo año, no está por demás que incluyas en tu proyecto de renovación interior el exterminio y aniquilación total de aquellos pensamientos que pueden arruinar no sólo tu paz sino tu vida entera. Y es que por ahí dicen que se empieza con un pensamiento y se termina con un destino. Probablemente te suene algo exagerado; sin embargo, puedo decirte que un pensamiento inapropiado se convierte en una acción y después en un hábito que podría obstaculizar tu felicidad, tu motivación y tu entusiasmo por la vida aun cuando esta no siempre es perfecta. Así que te invito a que te deshagas definitivamente de estos pensamientos negativos y te liberes de todo aquello que te ata a la infelicidad con estos consejos.

Más en MamásLatinas: 10 Complejos de las mujeres que no nos permiten vivir feliz

¿Cómo puedes estar en una frecuencia positiva si la mayor parte del tiempo estás bajo los efectos de estrés mal encausado? ¿Cómo puedes ser feliz si la mayor parte del tiempo decides enfocarte en lo que te falta y no en lo que ya es o ya está? ¿Cómo ser feliz si en cada pensamiento va plasmada la sensación de "nunca es suficiente"?

Todo es cuestión de enfoque. En realidad, la infelicidad y la felicidad son estados de tu mente. Es algo así como un día lluvioso. Tú decides si lo quieres vivir brincando y jugando en los charcos y bajo las gotas de agua, o decides vivirlo lamentándote y quejándote de que está nublado y sin el brillo del sol. Por ello, aprende a ser feliz y pon atención a esto que te comparto.

Nadie valora mis esfuerzos, haga lo que haga nunca es suficiente. 1

Nadie valora mis esfuerzos, haga lo que haga nunca es suficiente.

iStock

¿Quién es nadie? ¿Suficiente para quién? Si haces esfuerzos para agradar a otros o para ser reconocida por otros, entonces te estás desconectando de lo que verdaderamente quieres ser o hacer y todo por buscar reconocimiento.

Advertisement

Solución: Supera la necesidad de buscar reconocimiento o aprobación haciendo lista de logros. 2

Solución: Supera la necesidad de buscar reconocimiento o aprobación haciendo lista de logros.

iStock

Cuando enumeras por escrito todas aquellas cosas que has hecho por ti y para ti, a pesar de las críticas, estarás reafirmándote como una mujer que se hace caso a sí misma. “Lo logré porque es importante para mí, aunque los demás no estén de acuerdo”, es lo que sientes al reafirmar las conquistas alcanzadas.  

Advertisement

"Yo siempre tengo la razón, yo nunca me equivoco". 3

iStock

¡Fatal! Nada peor en nuestra vida que dejarnos dominar por el ego. Quizá pudiera ser más malo en la vida de cualquier ser humano. La soberbia y la falta de humildad para aceptar tus errores se convierten en tu enemigo para evolucionar y aprender de otros, pero sobre todo para ser feliz.

Solución: Al menos durante un día a la semana, practica ejercicios de humildad. 4

Solución: Al menos durante un día a la semana, practica ejercicios de humildad.

iStock

Practica ejercicios como escuchar a otros de forma atenta y sin prejuicios. Además, pide consejos y reflexiona sobre ellos sin ponerte a la defensiva. Incluso, reconoce las cualidades de aquellos a los que no aprecias tanto. Te aseguro que serán un excelente entrenamiento con el que combatirás a tu ego.

Advertisement

"Nada de lo que hago funciona, todo me sale mal". 5

iStock

Si en el fondo piensas que todo te sale mal pues así será. Peor aún, dejarás de tomar acción con tal de no vivir la decepción al pensar que el resultado será negativo. Al final te conviertirás en alguien que no se mueve para obtener lo que quiere y tendrás una actitud muy pasiva ante la vida.

Advertisement

Solución: Deja de hacerte la víctima, necesitas abandonar esa postura pasiva y moverte. 6

Solución: Deja de hacerte la víctima, necesitas abandonar esa postura pasiva y moverte.

iStock

Acepta que ha sido mucho más cómodo culpar a otros o a las circunstancias de tu falta de poder personal. Por supuesto que mucho de lo que haces funciona y por supuesto que no todo lo que haces te sale mal. Sé realista y hazte responsable de tus buenas o malas decisiones.

Advertisement

"Me va bien, todo está bien, pero…" 7

iStock

Pero podría estar mejor, pero podría ser más rápido, pero, pero…No seas esa mujer que siempre trata de encontrar el punto negro en el blanco. Ese terrible hábito de buscar problemas donde no los hay, es algo que te haces para sabotear tu felicidad.

Solución: Haz el ejercicio del frasco de la felicidad y así cambiarás tu percepción pesimista. 8

Solución: Haz el ejercicio del frasco de la felicidad y así cambiarás tu percepción pesimista.

iStock

Todos los días antes de dormir haz un repaso mental de todas las cosas positivas que te ocurrieron durante el día. Desde el hecho de tu salud, hasta la sonrisa de tus hijos. Escríbelo y coloca cada papel en el frasco. Al final de la semana léelos y así te enfocarás en tus bendiciones de vida.

Advertisement

"Todo lo que está sucediendo es por mi culpa". 9

iStock

Una vez alguien me dijo: "¿Qué te hace pensar que eres tan importante como para que todo lo que esté pasando sea tu culpa?" Te confieso que me molestó mucho su comentario. Aunque a la larga reflexioné mucho y terminé agradeciéndole lo que me dijo.

Solución: Deshazte de los sentimientos de culpa con una lista escrita para lograrlo. 10

Solución: Deshazte de los sentimientos de culpa con una lista escrita para lograrlo.

iStock

Escribe 5 cosas por las cuales te culpes. Reflexiona si en realidad son tu responsabilidad o son producto de las acciones o decisiones de alguien más. Por ejemplo, eres culpable del divorcio de tus padres o de que alguien te haya engañado. Notarás que hay decisiones que no provienen de ti.

Advertisement

"Seguramente la gente piensa que soy muy torpe y aburrida". 11

iStock

Cualquier pensamiento basado en lo que crees que otros piensan de ti, está relacionado con tu baja autoestima. Puedes llegar a un punto donde estás más atenta a lo que “crees que los otros opinan de ti” aunque ni siquiera te conste como una realidad.

Solución : Mírate al espejo y háblate con amor reconociendo todas tus cualidades. 12

Solución : Mírate al espejo y háblate con amor reconociendo todas tus cualidades.

iStock

Notarás la gran dificultad que tienes para encontrar tus virtudes. Sin embargo, claro que las tienes y debes sentirlas como parte de ti. Reconócelas todos los días en un ejercicio de agradecimiento a ti misma.