El bebito de Marlen Ochoa ya no necesita respirador para sobrevivir en el hospital

https://www.facebook.com/photo.php?fbid=10158303367834688&set=pcb.10158303368034688&type=3&theater
Cecilia García/Facebook

El bebito de Marlen Ochoa, la mujer asesinada en Chicago el pasado mes de abril para arrancarle del vientre a su bebito por nacer, está mejor de salud y el pequeño ya no depende de las máquinas de respiración artificial para sobrevivir.

Más en MamásLatinas10 Historias de bebés milagro que te conmoverán hasta las lágrimas

Aferrado a su fe, el papá del bebito YadielYiovanni López, se negó a desconectar a su hijito cuando los médicos le ofrecieron esa alternativa, y ahora celebró que Yadiel por fin pueda empezar a respirar por sí mismo y dijo que se trata de un "milagro".

La salud del bebito de Marlen Ochoa muestra síntomas de mejoría.

"Mi hijo ya tiene un poquito más de salud. Espero nos sigan ayudando con sus oraciones para que se siga recuperando", afirmó Yiovanni López sobre el pequeó Yadiel, quien continúa internado en el Advocate Christ Medical Center de Chicago luchando por su vida.

Advertisement

El pequeño Yadiel sigue en estado grave luchando por su vida.

El angelito continúa ingresado en la unidad de cuidados intensivos del hospital en estado grave, pero los médicos empezaron a desconectarlo del respirador artificial "en intervalos de 15 minutos y ya inhala y exhala por su cuenta", según un reporte de Univision.

Advertisement

La gente sigue orando por la familia López Ochoa.

Desde que se conoció el terrible asesinato de Marlen la gente se ha volcado con esta familia a través de oraciones y colectas de fondos, mientras siguen aferrados a su fe para que el pequeño Yadiel se recupere lo antes posible y pueda recibir el alta del hospital.

Marlen Ochoa estaba embaraza de ocho meses cuando la asesinaron.

El pasado 23 de abril, la joven de 19 años fue secuestrada y asesinada por dos mujeres que organizaron un macabro plan para arrancarle del vientre al bebito que estaba esperando.

Advertisement

Dos mujeres fueron detenidas y acusadas del vil asesinato.

Dos mujeres fueron detenidas y acusadas del vil asesinato.

Chicago Police Department

Las acusadas fueron identificadas como Clarisa Figueroa, de 46 años, y su hija Desiree Figueroa, de 24 años, quien según las autoridades tras estrangular a Marlen Ochoa le abrieron el vientre con un cuchillo carnicero para robarle a su bebito.

Topics: noticias  bebés prematuros  bebé milagro