El bebé de Marlen Ochoa se sigue aferrando a la vida


Cecilia García/Instagram

Yovany López, el viudo de Marlen Ochoa, sigue pendiente de las posibilidades de un milagro para que su hijito se mantenga con vida. En un tierno video publicado por Univision, el chiquitín está luchando con todas sus fuerzas por aferrarse a la vida, mientras su padré le apapacha con besos y caricias, mostrándole el torrente de amor que los malvados que le arrancaron del vientre de su madre trataron de privarle.

Más en MamásLatinas: Historias de bebés milagro que te conmoverán

Las acusadas de asesinar a Marlen y luego, con un cuchillo de cocina, arrancaron al bebé antes de término del vientre de la difunta, son Clarisa Figueroa, de 46 años, y su hija Desiree Figueroa, de 24 años, además del novio de Clarisa, Piotr Bobak. En un principio, el propio Yovany fue considerado un sospechoso, pero las autoridades dieron rápidamente con los culpables de este espeluznante crimen, que se llevó a cabo en Chicago el 23 de abril pasado.

El pequeño no parece estar dispuesto a dejar de luchar.

Casi un mes después de llegar al mundo de la forma más violenta e inimaginable, el bebito de Marlen Ochoa y Yovany López sigue aferrándose a la vida, como pudimos ver en un video de Univision Noticias. El esfuerzo del bebito es conmovedor, pero quizás más aun lo sea el cariño que le brinda su papá en cada momento.

Advertisement

Yovany Yardiel llegó a abrir los ojos unos momentos, alimentando las esperanzas de sus seres queridos.

La lucha continúa y aunque los médicos le diagnosticaron muerte cerebral, el hecho de que el bebito abriera los ojos unos instantes ha empujado a la familia mantener al pequeño conectado a las máquinas que le siguen dando vida en estos momentos tan críticos de su corta existencia. Con toda la esperanza que tiene la familia de Marlen, ya empezaron los servicios funebres para la mamá que perdió la vida tan brutalmente.

Advertisement

El papá del pequeño ha empezadó una campaña para recoger fondos en la red.

El joven viudo de Marlen Ochoa, que tenía 19 años en el momento de su muerte, ha empezado una campaña para recoger fondos que le ayuden económicamente en este duro momento. En la plataforma Gofundme, Yovany ha recaudado ya 50,000 dólares de una meta de 75,000, que según dice irán a parar tanto a los cuidades médicos del pequeño Yardiel como para el apoyo del otro hijo de la pareja, Joshua, de tres añitos.

El hospital Christ Medical Center está siendo investigado por las autoridades.

Además de los presuntos asesinos, el hospital también está siendo investigado para ver si siguió el protocolo debido a la hora de admitir a Clarisa Figueroa con el bebé recién arrancado del vientre de su madre.

Yovany Yardiel fue admitido en el centro como hijo de Clarisa, sin que nadie pusiera en duda la historia de la presente asesina de Marlen Ochoa. Según informaron las autoridades, el Departamento de Niños y Familias de Illinois está investigando el caso por el cual Yovany López podría tener derecho a demandar al centro hospitalario.

Advertisement

Clarisa, su hija Desiree y su novio Piotr, enfrentarán cargos por homicidio.

Clarisa, su hija Desiree y su novio Piotr, enfrentarán cargos por homicidio.

Chiacago Police Department

La presunta asesina, que llegó al hospital Christ Medical Center de Chicago con el bebé recién nacido y se hizo pasar por su madre biológica, fue arrestada junto a su hija de 24 años y su novio de 40, y tendrán que verse delante de juez tras haber ingresado en prisión sin fianza.

Los asesinos habían conocido antes del momento del crimen a Marlen, con quien contactaron por Facebook y a quien invitaron a su casa a comprar ropa de bebé. Fue en la segunda visita de la difunta a la casa de Figueroa cuando se consumó el crimen.