Ana Patricia Gámez
Ana Patricia Gámez/Instagram

La presentadora mexicana Ana Patricia Gámez y su familia pasaron unas vacaciones idílicas de Semana Santa en Tulum, disfrutando del maravilloso clima y de la naturaleza salvaje del lugar. Ana y su marido, Luis Carlos Martínez, se escaparon junto a sus dos hijitos durante 10 días para desconectar y recargar baterías. La familia, que ya anunció que cerraba la fábrica de niños lindísimos, se lo pasó de lo más bien disfrutando del Caribe mexicano durante unas vacaciones en las que Ana Patricia también tuvo tiempo para ejercitarse y mantener su figura.

 

Más en MamásLatinas: Las fotos más tiernas del bebito de Ana Patricia Gámez

La presentadora de Despierta América estaba de lo más feliz, rodeada de sus seres queridos y dejándose apapachar por las olas y el sol. Su pelo ondulado lleno del salitre y la arena de las maravillosas playas de Tulum era el mejor ejemplo de lo relajada que estaba Ana Patricia. Las sonrisas de la pequeña Gulietta y el muñequito Gael no eran más que la cereza en el pastel.

Además, la mexicana y su marido --el hermano de Karla Martínez-- también tuvieron algo de tiempo para disfrutar juntos del romanticismo que embriaga Tulum. La pareja publicó varias fotos donde se les ve de lo más unidos y acaramelados, pues tras haber dado a luz en en julio de 2018 a su hijito, los tortolitos no habían tenido mucho tiempo para disfrutar de su amor.

La familia al completo disfrutó del maravilloso clima de Tulum durante 10 días. 1

La familia disfrutó de unas buenas vacaciones en México para desconectar de la rutina del día a día, y a juzgar por sus fotos, se lo pasaron todos en grande.

Advertisement

Ana Patricia y Luis Carlos disfrutaron también de la compañía el uno del otro. 2

La pareja no ha tenido mucho tiempo para disfrutar solitos desde que nació Gael a mediados de 2018, por eso en estas vacaciones aprovecharon.

Advertisement

Ana Patricia también tuvo tiempo de modelar los diseños de su boutique. 3

La mexicana aprovechó el viaje para llevarse algunas de sus prendas favoritas de su boutique y así modelar en los parajes espectaculares que le ofrecía Tulum.

El pequeñín de la familia estaba feliz en la playa. 4

El bebito de la familia no podía esconder su emoción por estar disfrutando de la playa junto a su familia. Además, su mamá aprovechó para ponerle los bañadores y baberos más bonitos posibles.

Advertisement

En la playa, Ana Patricia no deja de sorprendernos con su belleza. 5

Parece mentira que haya tenido un hijo hace menos de una año. Ana Patricia mostró sus mejores galas en Tulum y volvió a sorprender con su hermosa figura tras dos partos.

Advertisement

Lo que no perdió fueron los buenos hábitos. 6

El estar de vacaciones no es excusa para descuidarse, y mucho menos cuando vives de tu imagen. Por eso Ana Patricia se despertaba todas las mañanas con un licuado saludable para afrontar el día con energía.

Advertisement

Tampoco perdió la oportunidad de ejercitarse. 7

Si cuidarse la dieta es difícil en vacaciones, más aún es mantener la rutina de ejercicios. Pues Ana Patricia tiene tanta fuerza de voluntad que hizo una sesión por FaceTime con su entrenador físico. Sin duda, la mejor manera --y la más saludable-- de romper la "monotonía" en las vacaciones.

Ana y Luis han formado una familia bellísima. 8

Las caras de sus bebitos lo decían todos. La presentadora y su marido saben que son bien afortunados por haber formado esta maravillosa familia, llena de alegría y amor.

Advertisement

Giuletta y Gael se lo pasaron en grande jugando en la arena. 9

¿Puede haber mayor placer que el de jugar en la arena cuando se es pequeñito? La verdad es que yo lo dudo seriamente. Los hijitos de Ana Patricia Gámez se veían felices en Tulum, disfrutando al borde del mar, y Giuletta haciendo las veces de hermana mayor y responsable con el pequeño Gael.

Ninguna otra imagen define mejor las vacaciones de Ana Patricia. 10

Relajada, sin maquillaje, feliz y radiante, y con el pelo suelto, lleno de sal y arena... Esta es quizás la foto que mejor simboliza lo bien que se lo pasó Ana Patricia en Tulum y mucho que disfrutó.

Advertisement

Parecía toda una reina del mar. 11

Ana es siempre estilosa y en la playa no iba a cambiar. Esta chaqueta para la playa, también de su boutique, le daba un toque súper sofisticado y hacia perfecto juego con su bikini. Sus impresionantes curvas eran el complemento perfecto para este atuendo tan veraniego.

Luis Carlos no se despegó de su amada ni un segundo. 12

No cabe duda que el hermano de Karla Martínez está más que enamorado de su mujer. La pareja de tortolitas tuvo la oportunidad de compartir mucho tiempo juntos en estas vacaciones, algo que siempre viene bien para reconectarse y salirse un poco de la rutina de sus vidas diarias.

Advertisement

Esta es una familia sensacional que se lo pasa en grande juntos. 13

Se necesita tan poco para ser feliz. Sólo a tus seres queridos y una gran sonrisa. La familia de Ana Patricia Gámez disfrutó como nunca en estas maravillosas vacaciones familiares.

Tiempo para la mamá con su bebito. 14

Seguro que a Ana Patricia le ataca muchas veces un sentimiento de culpa por no poder pasar cada minuto del día con su pequeño Gael. El trabajo y las ocupaciones siempre están por el medio, por eso la presentadora mexicana aprovechó para pasar mucho tiempo con su bebito durante las vacaciones en Tulum.

Advertisement

Los diseños de su boutique causaron sensación en el resort en el que estaba la familia. 15

Cada noche, después de disfrutar en la playa, Ana Patricia vestía sus mejores atuendos para cenar con su familia. La mayoría eran de su propia boutique y sin duda los otros huéspedes del resort se quedaron impactados por lo que estupenda que se veía la presentadora y modelo.

La presentadora se veía preciosa bronceada. 16

Ana disfrutó bajo el sol de México y se bronceó en las playas de Tulum, aunque en el proceso quedara, según ella, "como un camarón".

 

Advertisement

Alguien sabía que se iba de vacaciones y estaba más que feliz. 17

Esa sonrisa no se puede fingir. Gael estaba feliz cuando su papá lo llevaba en brazos en el avión camino a Tulum. El pequeñín ya sabía que se lo iba a pasar en grande.