Mujer de 61 años da a luz a su propia nieta para ayudar a su hijo gay a empezar su familia

Matthew Mowgli Dürt
Matthew Mowgli Dürt/Facebook

Aunque parezca broma, la historia es bien cierta. Un mujer de Omaha, Nebraska, ha dado a luz a los 61 años a su propia nieta. Cecile Eledge es la madre de Matthew Eledge, un joven casado con Elliot Dougherty. Eledge se ofreció a su hijo para servirle de vientre surrogado para así poder dar a luz a la hija de la pareja homosexual. A pesar de su edad, el proceso ha sido todo un éxito y la historia está dando la vuelta al mundo.

Más en MamásLatinas: Famosos que tuvieron hijos mediante vientre de alquiler (FOTOS)

El proceso duró más de dos años, pues los preparativos y cuidados por la edad de Cecile debían extremarse. Sin embargo, la mujer --que está en una excelente forma física-- tuvo un embarazo maravilloso y el 25 de marzo dio a luz a una niña sana, de manera natural y sin necesidad de una cesárea, que pesó 5.13 libras. La pequeña se llama Uma Louise Dougherty-Eledge y se encuentra en perfecto estado.

La mujer de 61 años dio a luz a su propia nieta.

Cecile, de 61 años, se ofreció a su hijo como madre surrogada, casi como un chiste. Sin embargo, una doctora aseguró que si su madre estaba en forma y lo suficientemente sana, la edad no debía ser un impedimento para dar a luz a un bebé sin problema alguno. Los preparativos llevaron mucho tiempo, pero al final Cecile dio a luz a su nieta sin problemas, y la niña ya se encuentra en su casa junto a sus papás.

 

Advertisement

Matthew Eledge brindó su espermatozoide y la hermana de su marido, Elliot Dougherty, el óvulo.

La pequeña Uma fue gestada en el vientre de su abuela Cecile, tras haber fecundado la unión entre un óvulo de la familia Dougherty (de la hermana de Elliot, de 25 años) y el espermatozoide de Matthew. Sin duda, la bebita es un verdadero trabajo en equipo de estas dos familias.

Advertisement

Uma Louise Dougherty-Eledge nació el 25 de marzo y pesó 5.13 libras.

La bebé nació de manera natural y su abuela Cecile quedó embarazada en la primera tratativa de la familia. El coste de este proceso puede llegar a costar $12,000, por lo que Matthew y Elliot sólo se podían permitir un intento. Por suerte, la salud de Cecile era tan buena que el tratamiento funcionó y todo este proceso terminó de la mejor manera posible.

Los médicos se sorprendieron de la buena salud de Cecile a sus 61 años.

Cuando surgió la idea, la madre Matthew se sometió a multitud de tests para cerciorarse de su buena salud. La doctora encargada de todo el proceso, Carolyn Maud Doherty, se quedó sorprendida del gran estado físico de la ahora abuela.

Su equipo le realizó un papa nicolau, análisis de sangre, de colesterol, de estrés y un mamograma. Todos los análisis arrojaron unos resultados esperanzadores, por lo que desde un principio se presintió que todo iba a salir a pedir de boca. Tras nueve meses de embarazo sin muchos altibajos, Uma llegó al mundo en perfectas condiciones.

Advertisement

Aunque el caso sorprende mucho, no es ni la primera vez ni la mujer más mayor en dar a luz a su propia nieta.

iStock

No es normal que una mujer dé a luz a los 60 años, menos aún al hijo o hija de su hijo, pero esta no ha sido la primera vez. En el año 87, en Sudáfrica, una mujer de 48 dio a luz a sus nietos trillizos. Mientras que Anastassia Ontou, una abuela griega, dio a luz su nieta a los 67 años, convirtiéndose así en el caso registrado de la mujer más mayor del mundo en pasar por este proceso.