Aunque debes aceptar a tus amigas tal como son, eso no implica que dejes que sobrepasen los límites con conductas tóxicas. La amistad no es sinónimo de permitirle hacer lo que se le dé la gana contigo. Así que ¡ojo! Si pronuncia con frecuencia estas frases, pon límites sanos a su egoísmo ¡ya!

Lee más en ¿Qué más?: 10 tips para que no te dejes manipular por las malas amigas

Imagen vía iStock

Amiga yo casi nunca me equivoco, haz lo que te digo o me voy a enojar contigo. 1

Amiga yo casi nunca me equivoco, haz lo que te digo o me voy a enojar contigo.

Imagen vía iStock

Una muestra de que quiere controlarte y de que no reconoce sus errores o defectos. Está desacreditando tu capacidad para resolver problemas disfrazando su comentario ególatra de consejo amoroso. Solo haz lo que consideres adecuado para ti y ya.

Advertisement

Que pena siempre estar ocupada cuando me necesitas, pero tengo millones de pendientes. 2

Que pena siempre estar ocupada cuando me necesitas, pero tengo millones de pendientes.

Imagen vía iStock

Seguramente rematará con un: no puedo ir. Y es que si “siempre le pasa, date cuenta que es demasiada casualidad que cada que necesites su ayuda algo se atraviese y no pueda auxiliarte. Hazle saber que te sientes poco apoyada y lleguen a un acuerdo.

Advertisement

No me gusta para ti, creo que se me vería mejor en mí, o a mi lado. 3

No me gusta para ti, creo que se me vería mejor en mí, o a mi lado.

Imagen vía iStock

Quiere todo para ella. Y no importa si es una prenda de vestir, un artículo, una casa, una mascota o hasta una pareja. El punto es que no tiene la empatía para respetar tus elecciones. No cometas el error de quitarte las cosas para dárselas a ella.

Yo también, yo también, yo también, yo, yo y yo… 4

Yo también, yo también, yo también, yo, yo y yo…

Imagen vía iStock

Más allá de identificarse contigo, está compitiendo contigo y si a cada cosa que dices, le agrega un ¡Yo también! Ni siquiera te está escuchando a fondo. Todo gira en torno a ella y no está poniendo la suficiente atención en tu asunto. Dile: ¿Me estas escuchando?

Advertisement

No me importa que estés ocupada, necesito que vengas en este instante porque es urgente. 5

No me importa que estés ocupada, necesito que vengas en este instante porque es urgente.

Imagen vía iStock

Cuando llegas a su llamada de auxilio, notas que su necesidad podía esperar y no era tan urgente como ella decía. Claro, dejaste de hacer lo que estabas haciendo –quizá muy importante – para llegar a ayudarla a NADA. No acudas hasta que no te explique de qué se trata.

Advertisement

Sé que me lo has pedido muchas veces y te lo prestaría pero no está disponible en este momento. 6

Sé que me lo has pedido muchas veces y te lo prestaría pero no está disponible en este momento.

Imagen vía iStock

No es la primera vez que le pides algo y claro que lo que tú esperas es que sea desprendida contigo porque probablemente tú lo has sido con ella. Sin embargo te llevas la sorpresa de un “no” a cada petición que le haces.

Advertisement

Me duele que te sientas tan triste y sola en esto, pero no puedo acompañarte. 7

Me duele que te sientas tan triste y sola en esto, pero no puedo acompañarte.

Imagen vía iStock

Cuando quieres su compañía y su apoyo ante momentos difíciles, prioriza otras necesidades antes de estar contigo. Huye de la responsabilidad de ser tu respaldo y no sabe cómo hacerlo porque ella está acostumbrada a que sea al revés. Hazle saber que esto es de dos y que eso esperas de ella.

Quien iba a pensar que sí lo ibas a lograr, yo pensé que no, eso estaba muy difícil. 8

Quien iba a pensar que sí lo ibas a lograr, yo pensé que no, eso estaba muy difícil.

Imagen vía iStock

¿Y por qué no lo lograrías? El mensaje oculto es que te siente incapaz de alcanzar una meta o quizá sienta un poco de envidia por tu logro. Toma en cuenta que si tú siempre juegas el rol pasivo en esta amistad, a ella le parecerá extraño tu progreso. Así que regrésale la pregunta inicial.

Advertisement

¿Estás segura? Yo no creo que puedas con tanto, si quieres yo te ayudo. 9

¿Estás segura? Yo no creo que puedas con tanto, si quieres yo te ayudo.

Imagen vía iStock

De nuevo un disfraz inconsciente de apoyo incondicional cuando lo que en realidad hay de fondo es que está limitando la fe que puedas tener en ti misma para lograr lo que te propongas. No digo que no te apoyes en una amiga, se trata de que no te vuelvas dependiente e insegura.

Por qué me reclamas esto…si aquí la que está mal eres tú. 10

Por qué me reclamas esto…si aquí la que está mal eres tú.

Imagen vía iStock

Por supuesto que el egoísmo le impide ver que un problema es causado por dos y jamás asumirá la responsabilidad que le toca. No reclames, sólo no seas tan complaciente y empieza también a priorizar tus intereses.