Esta es una de esas historias que, literalmente, tocan el corazón: la de una mujer de Pittsburgh, en Pensilvania, que el día de su boda quiso que le acompañara al altar alguien muy especial. Nada menos que el receptor del corazón de su fallecido padre, asesinado años antes. Las imágenes que verás a continuación son altamente emotivas, quedas avisada.

Advertisement

Lee más en ¿Qué más?: 12 Hermosas canciones para bailar con tu papá en tu boda

Érase una vez una mujer llamada Jeni Stepien que, el día de su boda, no quería que su padre estuviera ausente, a pesar de que este fue asesinado en 2006 por un adolescente.

Cuando preparaba el enlace tuvo una idea algo descabellada pero finalmente hermosa: contactar con el hombre que salvó su vida gracias al corazón que su padre le donó. Se llamaba Arthur Tomas, vivía en Lawrenceville, en New Jersey, y tan agradecido estaba a la familia Stepien que no se lo pensó dos veces y confirmó su asistencia. En este video puedes ver el emotivo momento.

Esta historia nos hace pensar en qué es cuerpo y qué es alma, qué parte de nosotros queda en este mundo y qué parte se va para siempre. Pero la novia aseguró que su boda, por muchos motivos y entre ellos la noticia que nos ocupa, fue el mejor día de su vida. Y puso un hashtag importante: #organdonorsmatter (los donantes de órganos importan).

¿Y tú? ¿Eres donante de órganos? Podrías salvar vidas que luego te traigan mucha felicidad.

Imagen vía Jenny Lyne/Facebook