¿A poco no te llenas de curiosidad cuando tu mejor amiga se acerca a decirte: ¡tengo que contarte algo que ni te imaginas! O mejor aún, cuando tu grupo de amigas te convoca a una reunión porque ¡tienen algo muy importante que platicarte!? Así es, el chisme es toda una tentación que puede ser un deleite pero también puede ser un mal hábito que te puede meter en problemas.

Lee más en ¿Qué más?: 8 razones por las que el chisme nos encanta

Imagen vía Corbis

Puedes perder una verdadera amistad 1

Puedes perder una verdadera amistad

Imagen vía Corbis

Una cosa es dar una opinión –si te la piden o te autorizan- y otra muy distinta es juzgar y cuando lo haces a tus amigos y peor aún, a sus espaldas, estás cometiendo un acto de deslealtad que puede dejar heridas muy profundas en los lazos con tus amigos.

Advertisement

Puede ser una señal de envidia 2

Puede ser una señal de envidia

Imagen vía Corbis

Existe una delgada línea entre la admiración y la envidia, criticar a otros viene de la frustración por no alcanzar lo que ellos sí. Ten cuidado de no caer en esto y enfoca tu energía en luchar por tus propios sueños.

Advertisement

Se convierte en un mal hábito 3

Se convierte en un mal hábito

Imagen vía Corbis

Es como un vicio y puedes llegar a un momento en que no encuentras interés en una conversación si no hay chisme de por medio. Ya lo dice un dicho por ahí, “nada con exceso y todo con medida”.

Son suposiciones que pueden tener consecuencias 4

Son suposiciones que pueden tener consecuencias

Imagen vía Corbis

Las suposiciones no son realidades y pueden dañar la integridad de alguien más –aunque no sea tu intención-. Cuando te descubras diciendo: No sé bien, pero creo que… mejor piénsalo dos veces.

Advertisement

Te da un falso poder 5

Te da un falso poder

Imagen vía Corbis

Tener la primicia de un chisme te convierte en el centro de atención y puedes sentirte muy solicitada -algo que puede llenar momentáneamente tu ego- sin embargo es algo transitorio, así que no te dejes llevar por esa falsa ilusión.

Advertisement

Forma destructiva de sentir alivio 6

Forma destructiva de sentir alivio

Imagen vía Corbis

La comparación es muy común cuando participas en un chisme porque puedes pensar con alivio: “Bueno, al menos yo no estoy tan mal como ella o él”. Compararte no es el camino porque tarde o temprano esto se convierte en un juicio.

Advertisement

Te puedes meter en serios problemas 7

Te puedes meter en serios problemas

Imagen vía Corbis

Propiciar un chisme te coloca en un riesgo y puedes perder hasta tu trabajo. Claro, depende la magnitud, sin embargo el chisme es como una telaraña que se enreda y puedes terminar enredada tú también.

Te mantiene en una obsesión por tener el control 8

Te mantiene en una obsesión por tener el control

Imagen vía Corbis

Esto viene de un pasado ancestral donde teníamos activado a mil nuestro instinto de supervivencia y tener todos los detalles acerca de los rivales y enemigos era la diferencia entre la vida y la muerte. ¡Pero ya no vivimos en esa época!

Advertisement

Tomas ventaja de la información para utilizarla a tu favor 9

Tomas ventaja de la información para utilizarla a tu favor

Imagen vía Corbis

Cuando transmites y exageras la información, lo estás haciendo para colocarte como ganadora ante algo y esto es una muy mala jugada. Cuando usas el chisme para obtener algo a cambio, tarde o temprano terminaras perdiendo.