Cierra tus ojos e imagina que pruebas unas gotas de limón. ¡Te apuesto a que tu boca comenzó a saborearlo! Así funciona la mente, si te instalas en una imagen o pensamiento, comenzarás a sentir los efectos en el cuerpo y en tus emociones. Ten cuidado en lo que piensas e imaginas cuando estás con el ánimo por los suelos. Aquí 8 movimientos que serán tu mejor antidepresivo.

Lee más en ¿Qué más?: 12 frases mágicas de nuestra voz interior

Imagen vía Corbis

Relájate profundamente 1

Relájate profundamente

Imagen vía Corbis

Túmbate de espaldas con las piernas separadas, los pies hacia fuera y los brazos extendidos y tensa tu cuerpo 10 segundos. Después suéltalo y relájalo y permanece así 10 minutos. Este es el estado donde la mente tiene mayor dominio sobre el cuerpo y genera un efecto tranquilizador.

Advertisement

Usa algunos recuerdos a tu favor 2

Usa algunos recuerdos a tu favor

Imagen vía Corbis

Cierra tus ojos y evoca un momento donde te hayas sentido sumamente feliz. Vive la sensación del recuerdo, ponle un color a esa sensación e imaginariamente llena de ese color cada parte de tu cuerpo desde los pies hasta la cabeza.

Advertisement

Juega un poco con tu postura 3

Juega un poco con tu postura

Imagen vía Corbis

Mírate al espejo y permite que tu cuerpo hable a través de ti: “Yo tu espalda estoy muy curveada, necesito enderezarme" o “yo tu hombro estoy muy tenso, necesito soltarme". Ve adoptando la postura que te de la fortaleza interna.

Siente tu fuerza vital a través de la respiración 4

Siente tu fuerza vital a través de la respiración

Imagen vía Corbis

De pie, deja que las plantas de los pies descansen en el suelo separadas a la anchura de la cadera. Mientras inhalas el aire, efectúa la expansión del diafragma sacando ligeramente el abdomen. Al exhalar el aire dejarás que el abdomen se vacíe. Con esto estás recargando pilas.

Advertisement

Prepara a tu cuerpo para el movimiento 5

Prepara a tu cuerpo para el movimiento

Imagen vía Corbis

Haz una serie de 20 abdominales, independiente del efecto ejercitante, estás ordenando a tu cuerpo de que se mueva y a tu mente que alcance sus objetivos. Con cada abdominal visualiza tu meta y lleva tus brazos al frente sintiendo que la alcanzas. Anímate superando tus propios límites.

Advertisement

Flexibilidad en cuerpo y mente 6

Flexibilidad en cuerpo y mente

Imagen vía Corbis

Un buen ejercicio para crear flexibilidad y sin contraindicaciones es la postura de gato que se practica en Yoga. Colócate de rodillas con las palmas en el piso e intenta que tu barbilla alcance tu ombligo y después al lado opuesto como si quisiera alcanzar el techo. No dejes de respirar con conciencia, te ayudará a despejar tu mente y levantará tu ánimo.

Advertisement

Mirada Fija 7

Mirada Fija

Imagen vía Corbis

Mira fíjamente la llama de una vela y siente como a tu cuerpo llega esa luz y ese calor que observas. Date el cobijo que necesitas ante la situación que bajó tu ánimo. Ahora, imagina esa situación que quieres resolver y llénala imaginariamente con esa luz y ese calor que estas sintiendo.

Meditación 8

Meditación

Imagen vía Corbis

Escoge un lugar tranquilo y colócate en postura de meditación, sintonízate con cada parte de tu cuerpo y concéntrate en tu respiración. Ahora visualiza que vas escalando una montaña, entre más subes mejor te sientes. Al llegar a la cima te encuentras en paz y en calma observando la belleza de tu alrededor. Conéctate con esa sensación y tráela contigo.