Joven se comunica por primera vez con su mamá gracias a este milagro

amor de una madreEsta historia es realmente conmovedora. Comienza cuando la hija de Helen Burt, Jennifer, sufrió un ataque de epilepsia masivo cuando sólo tenía 19 meses. Tras aquel episodio, los médicos le dijeron que se despidiera de su hija, puesto que no sobreviviría. Y ni siquiera le dieron meses de expectativa de vida, sino unas seis horas a lo sumo. Pero esta madre se lleno de coraje y se negó a creer aquel diagnóstico. Comenzó su lucha titánica contra la adversidad. Sigue leyendo te contaré el luminoso desenlace de esta fantástica historia.

Advertisement

Lee más en ¿Que más?Papá de bebés cuatrillizos se las arregla en su crianza tras quedar viudo

Cuando ocurrió aquel episodio de la epilepsia, Helen, originaria de Inglaterra, renunció a su trabajo para dedicarse al cuidado exclusivo de su hija. La condición médica de la niña era realmente desesperanzadora, pero la madre nunca se dio por vencida. Ella siempre se mantuvo aferrada a su fe y al pensamiento de que Jennifer sobreviviría. Y el corazón de una madre nunca se equivoca. Le tocó también armarse de coraje para ver cómo alimentaban a la niña a través de un tubo. Durante muchos años continuaron ocurriendo los repentinos y desesperantes ataques epilépticos.

Por mucho tiempo, Jennifer no tuvo forma ni de comunicación ni de movimientos, permanecía inerte en la cama. Pero su madre siempre estuvo junto a ella, ayudándola en todas sus necesidades. Cuando uno ve estos casos corrobora algo: Sólo una madre es capaz de un amor tan desprendido e infinito.

Pero contra todo pronóstico, Jennifer fue recuperando sus funciones motrices, en brazos y piernas y la vista. Su madre Helen luchó cinco años para que aceptaran a su hija en una escuela para jóvenes especiales, hasta que lo logró.

Hoy en día, Jennifer tiene 21 años y lleva ya dos años estudiando en la escuela. Al principio sólo se comunicaba mediante gestos y sonidos, pero ahora el Departamento de Lenguaje de la institución desarrollo una aplicación que Jennifer usa en una tableta y le permite comunicar completamente sus ideas.

Hace poco, en el Día de las Madres en Inglaterra, Helen fue invitada a un acto en la escuela. Jennifer por primera vez en su vida, pudo decirle a su madre lo mucho que la ama. La madre rompió a llorar de felicidad. "No tengo las palabras para explicar lo especial que es oírla diciendo eso. Nunca pensé que iba a poder hablar. El comunicador está revolucionando su vida", dijo la emocionada madre.

¡Qué historia tan inspiradora! Nos confirma que el amor de una madre es un poderoso motor en el mundo. Nunca pierdas la fe, sea cual sea tu dificultad.

Imagen vía Thinkstock

Topics: amor  amor de madre  discapacidad