Cualquier amante de la Navidad te dirá lo importante que son las tradiciones en lo que se refiere a hacer la celebración de cada año especial, pero a veces el "siempre lo mismo" puede cansar, especialmente si eres el anfitrión. Afortunadamente, no tienes que romper completamente con las tradiciones para dar algo más de sabor a estas fiestas. Mira estas seis formas de darle la vuelta a tus tradiciones en estas fiestas.

 

Advertisement

Lee más en ¿Qué más?: Cómo organizar una tradicional posada navideña en tu casa

Intercambia regalos en línea. En lugar de sacar nombres de un sombrero, puedes organizar tu Papa Noel Secreto a través de un servicio en línea. Varios sitios web permiten ingresar nombres y correos electrónicos de entre los que el sitio asigna al azar a cada participante el nombre de otra persona. Cada participante incluso tiene la opción de hacer una lista de deseos completa con enlaces.

Opta por una sesión de fotos privada. En vez de arrastrar a tu familia al centro comercial a pararse en una fila larga para sacarse una foto con un Santa falso que puede o no aterrorizar a tus niños y luego cobrarte una exorbitante cantidad de dinero, programa una sesión privada de media hora con un fotógrafo local. Es probable que puedas elegir el escenario, los accesorios, la combinación de colores, etc. para crear una experiencia completamente personalizada. Todavía mejor si encuentras un estudiante de fotografía para hacer el trabajo a cambio de poder utilizarlo en su carpeta, de una pequeña cantidad de dinero o incluso de un café caliente.

Cambia la hora de comer. La mayoría de las comidas durante las fiestas están programadas como una cena temprana con algo de tiempo para el postre y para relajarse después, pero no hay una regla definitiva que diga que no puedes servir una comida festiva a la hora de desayunar o almorzar. ¿Por qué no hacer un increíble surtido de comidas de desayuno y almuerzo e invitar a todos a venir temprano por la mañana? ¡Incluso venir en pijama puede ser una opción! No solo la reunión será más informal y quitará algo de presión del anfitrión, sino que le dará a todos algo más de tiempo para pasar juntos el resto del día.

Ahorra algo de tiempo, haz algo bueno. En lugar de pasar horas comprando y manejando de centro comercial a centro comercial, haz parte de la compra en línea y usa el tiempo que ahorres para propagar la alegría navideña. Tanto si te ofreces como voluntaria para un comedor popular, como si horneas dulces para tus vecinos o envuelves regalos para niños necesitados, tu tiempo estará mejor empleado y posiblemente será más apreciado.

Prueba un tipo de cocina diferente. Apuesto que tus comidas navideñas son a menudo una mezcla de platos tradicionales americanos y de los de tu país de origen. A todos nos gusta pero a veces puede volverse un poco aburrido. ¿Por qué no tomar prestadas algunas comidas tradicionales de otras culturas? No es que vayas a olvidar como cocinar el pavo o el arroz con gandules. Siempre puedes cocinarlos de nuevo el año que viene. Los siete pescados italianos, las albóndigas suecas y el pudding de Yorkshire británico son comidas tradicionales deliciosas, por nombrar algunas.

Reuniros alrededor de la chimenea. Algunas canciones navideñas incluyen una línea romántica sobre una acogedora chimenea pero si tu hogar no viene equipado con ella, probablemente nunca hayas tenido esta experiencia navideña. Hoy en día, esto no significa que nunca lo harás, no solo hay videos de chimeneas completos con el sonido chisporroteante del fuego, sino que incluso puedes ver el "Leño de Navidad" en línea. 

Imagen vía Thinkstock

Topics: navidad