Este veterano celebró el fin de semana de Memorial Day de la mejor manera posible

Un veterano de Vietnam estaba en el lugar preciso y a la hora precisa. Y por capricho del destino, como dirían en una telenovela, le tocó atender el parto de Diane Price, el cual se adelantó tres semanas, tanto así, que ella misma no lo podía creer.

Siempre lo digo, que cuando uno niño se decide a conocer este mundo, no hay nada que lo detenga. Sigue leyendo y entérate de toda la historia ocurrida en Kansas City, Missouri, según informó el canal local Fox 4 News.

Advertisement

Lee más en ¿Qué Más?Joven provoca aparatoso accidente por culpa de estúpida superstición

La pequeña Regan Ansley quiso venir al mundo de una manera original y lo consiguió, así que creo que ya tendrá una buena historia que contarles a sus hijos.

Según relata Diane ella se levantó el sábado sintiendo bien, hasta que de pronto rompió fuentes, y supo que había llegado el momento del alumbramiento. Entonces ella despertó a su marido James, y le dijo: "Ya viene el bebé", y el le respondió: "Pero no puede nacer todavía…¿estás bromeando?", le dijo James. Pero al darse cuenta de la situación, el la llevó lo más rápido que pudo en su auto hasta el Research Medical Center y resulta que las enfermeras y médicos los estaban esperando por la entrada de emergencias, pero ellos habían llegado por la entrada principal, y ya sabemos, que en estas circunstancias hasta los segundos cuentan.

Para entonces, Diane ya no podía aguantar más los dolores así que se acostó sobre las sillas que estaban en la entrada y en ese preciso momento iba pasando por allí el veterano de guerra, C.D. Donovan, un miembro de la 9th Division de Infanteria en Vietnam, quien prestaba primeros auxilios a los heridos en la guerra. Y raudo y veloz, la asistió, le dijo que pujara, y en unos minutos la pequeña había asomado su cabecita. Y en breves minutos, Donovan estaba recibiendo a la pequeña, Regan Ansley, quien pesó 8 libras.

A los pocos minutos, llegó el personal medico y la niña fue llevada de inmediato a la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales.

La madre, Diane Price, no dudó en calificar como un "héroe" a Donovan, y añadió, que de no haber aparecido en el momento justo, "tal vez estaría enterrando a su hija", refiriéndose a los riesgos  que corrió en aquel momento. Afortunadamente, la historia ha tenido un final feliz, ahora los padres están vigilando a la pequeña, quien está recibiendo cuidados intensivos y evoluciona satisfactoriamente.

Ellos dijeron que desean verla crecer, sana y feliz. Que así sea. 

Imagen vía Thinkstock

Topics: parto  parto prematuro