Lo que hizo este niño de 9 años es ASOMBROSO e inspirador

Tyer Armstrong es un estadounidense de 9 años que el pasado día de Navidad se convirtió en el escalador más joven en alcanzar la cima del Aconcagua, el pico más alto del continente americano con 6.962 metros, situado en la provincia argentina de Mendoza.

Advertisement

Lee más en ¿Qué más?: Un equipo de voluntarios hace realidad el sueño de un niño con leucemia

Tyler Armstrong, natural de California, escaló la montaña andina junto a su padre, Kevin Armstrong, de 30 años, acompañados de guías de montaña argentinos. Y alcanzó la cumbre el pasado día 25.

Para lograr la hazaña, el padre del niño tuvo que tramitar un permiso especial de la justicia provincial ya que, según la normativa vigente, solo se permite la ascensión a los mayores de edad.

Armstrong padre pudo atestiguar que el niño es, pese a su corta edad, un escalador experimentado que ya ha coronado montes como el Kilimanjaro, de 5.895 metros, y localizado en Tanzania; y el Whitney, que con 4.421 metros es una de las cumbres más alta de los Estados Unidos.

El Aconcagua, denominado el "techo de América", está situado en la cordillera de los Andes, a 12 kilómetros de la frontera con Chile y 1.100 kilómetros al oeste de Buenos Aires.

"Piensan que estoy loco", dijo Tyler. "Pero lo que yo hice lo puede hacer cualquiera

que se entrene para conseguirlo."

Escalar los 6.962 metros de altura le llevó un año y medio de preparación. Estuvo 12 días en la montaña, entre nieve, frío y viento.

Además de haber logrado hacer cumbre, dice que lo que más le gustó fue caminar en la oscuridad. "Las caminatas de noche fueron mis favoritas porque son divertidas", dice.

Y lo más difícil fue levantarse de madrugada para continuar el ascenso. "La parte más difícil fue despertarme algunos días, porque estaba frío y teníamos que levantarnos a las 3 de la madrugada. Eso fue realmente difícil para mí, porque no estaba acostumbrado", admite el pequeño.

Tyler decidió comenzar a escalar para juntar fondos para concientizar sobre la enfermedad de Duchene, una forma de distrofia muscular que afecta a miles de niños en todo el mundo. Tres amigos suyos padecen ese mal y esto fue lo que lo animó a protagonizar la campaña. "Nada de lo que se recauda es para nosotros", aseguró Kevin, el padre de Tyler. El dinero que recolectan es para investigaciones destinadas a lograr una cura.

Imagen vía KTLA

Topics: accidente  heroe  salva  acto heroico  historias inspiradoras