Niña que sufría de cáncer muere tras cumplir su sueño de una forma conmovedora

Maddie Higgins, sólo tuvo que cerrar los ojos y pedir con mucha fe que pudiera jugar con la nieve este verano para que "el universo" le cumpliera su último deseo, antes de morir. La pequeña, de seis años, que vivía en Texas, partió de este mundo, el pasado lunes por la madrugada tras perder la batalla contra un cáncer cerebral, como lo comunicó su madre en su página de Facebook, según un reporte del Daily News.

Advertisement

Lee más en ¿Qué más?: Niño de 9 años vio cumplido su último deseo antes de morir (VIDEO)

"Nuestra bebé preciosa, nuestro cariño, nuestra mandolina, nuestra calabacita, nuestra Madeline Parker Higgins, murió esta madrugada a las 2:16 am", dijo Melanie Higgins, en esta red social. "Dios, lo mejor es que estés listo para darle las alas más grandes y bellas nunca antes vistas porque ella ha estado esperando pacientemente", escribió su mamá, quien hizo todo lo posible para que su niña pudiera irse con una sonrisa al cielo.

Y es que, en el mes de julio, la familia Higgins, se puso en contacto con la organización sin fines de lucro, Kinsley's Kure, la cual ayuda a niños con enfermedades terminales a cumplir sus últimos deseos. Y así fue como este grupo se aseguró de que el jardín de la pequeña Maddie, en Arlington, Texas; estuviera cubierto de nieve en pleno verano para cuando ella saliera de su casa.

Para que la sorpresa fuera aún mayor, sus padres le vendaron los ojos a la pequeña Maddie y la sacaron al jardín con una botas de nieve. "¡Imposible, es verano!" fue lo primero que dijo este angelito, frente a las cámaras de televisión, luego de que le destaparan los ojos.

Según su mamá, la pequeña llevaba más de un año y medio pidiendo que la llevaran a un lugar en el que pudiera jugar con la nieve y construir un hombre de nieve, pero sus padres no sabían cómo cumplir su sueño. "Buscamos un lugar al que pudiéramos llegar en el poco tiempo que teníamos y no había ni un solo lugar al que pudiéramos llevarla", dijo en aquella ocasión, la señora Higgins, al Daily News.

Hoy, ese gran recuerdo se ha quedado grabado, como una fuerte prueba de que los sueños sí se cumplen. Sobre todo para quienes los piden con mucha fe. No queda claro, cómo es que esta madre supo de la labor de esta organización sin fines de lucro, pero estoy segura que la manera en la que se enteró o la forma en la que pensó en este grupo, fue una especie de señal divina.

Espero que la pequeña Maddie ya tenga esas alas grandes y bellas que su mamá pidió para ella. Y que donde quiera que se encuentre, le mande a sus padres, la fuerza para salir adelante y la entereza que necesitan para continuar con sus vidas ya sin ella. ¡Que en paz descanse este angelito!

Mira aquí la reacción de la pequeña Maddie

Imagen vía Kinsley's Kure

Topics: array