Bebé que nació pesando menos de 1 libra sobrevive de milagro

Cuando ves las fotografías de Finley Devonshire, un bebé que nació a las 24 semanas, pesando menos de una libra, lo primero que se viene a la mente es que este bebito sobrevivió de milagro. La pesadilla de Gemma Haskey, madre del pequeño, comenzó cuando experimentó fuertes dolores de cabeza y presión alta durante el embarazo, como reporta un informe del Daily Mail.

Advertisement

Lee más en ¿Qué más?: Bebé milagro nace después de que su mamá es electrocutada por un rayo

Los síntomas fueron diagnosticados por los médicos como preeclampsia. Una condición común y peligrosa que puede presentarse durante el embarazo, poniendo en peligro la vida del feto y de la madre. Según informes médicos, ésta se produce por la hipertensión durante la gestación  y se asocia a niveles altos de proteína en la orina. La única solución cuando una madre se enfrenta a esta situación, es la inducción del parto de manera inmediata o una cesárea.

Pero en el caso de Gemma Haskey, la situación era tan desalentadora, que los médicos le dieron la terrible opción de que abortara porque el bebé podía nacer con daño cerebral. Pero cuando un escáner mostró que el pequeño se encontraba sano, ésta valiente madre decidió luchar por la vida de su hijo.

Sin embargo, la lucha no fue nada fácil. A las 24 semanas de embarazo, la condición de Haskey se complicó, por lo que tuvo que someterse a una cesárea de emergencia que dejaba al bebé con sólo un 10% de posibilidades de sobrevivir. No obstante -como si un ángel guardián hubiera estado junto a  este bebito- el pequeño Finley sobrevivió. Y aunque su vida estuvo en peligro nuevamente, debido a un fuerte sangrado en los pulmones, una vez más, el bebito salió adelante.

El 14 de agosto, a los 5 meses de nacido, y tras un intenso tratamiento, madre e hijo están ahora en casa disfrutándose el uno del otro. Y aunque por el momento todo es felicidad, Gemma Haskey, cuenta que los doctores le dijeron que Finley podría experimentar problemas con la vista, a largo plazo, aunque es muy pronto para diagnosticar otras complicaciones médicas.

De cualquier forma, este chiquito ya le demostró al mundo entero que es un luchador incansable y estoy segura que pase lo que pase, siempre saldrá adelante gracias al apoyo y amor incondicional de sus padres.

Imagen vía Thinkstock

Topics: bebes  bebes milagros  preeclampsia