Niña de 3 años y su mamá son diagnosticadas con cáncer al mismo tiempo

Summar Ruelle y su hijita Saphire tienen una relación muy especial, gracias a una experiencia que sé que todas daríamos hasta lo que no tenemos para evitar. Con apenas 11 días de diferencia, ambas recibieron el terrible diagnóstico de cáncer. ¿Cómo puede una familia manejar esta situación? Parece algo insuperable.

Pero los Ruelle no sólo afrontaron las enfermedades como verdaderos guerreros, sino que aseguran que hoy en día son una familia mucho más unida y más consciente de lo afortunados que son de seguir juntos en esta Tierra. ¡Ojalá que todas podamos aprender de los amargos días que pasó esta gente!

Advertisement

Lee más en ¿Qué más?: La pequeña Talía Castellano ahora sí es un verdadero angel

La pesadilla comenzó cuando Summar, de 36 años, descubrió una protuberancia en un seno, durante un auto-examen. Posteriores tests le descubrieron cáncer de mama en un estado muy avanzado. Una visita al pediatra por golpes en la piel de Saphire, de 3 años, que no desaparecían terminaron en un diagnóstico de leucemia.

"Quería olvidarme de todo lo mío. Olvidarme de mi diagnosis y parar todos mis tratamientos para dedicarme a ella", contó la madre al canal 8 de Portland. Afortunadamente, tanto la madre como la hija han recibido todo el apoyo de Pascal,  padre y esposo de las pacientes. Él no está trabajando para dedicarse a sus chicas y al hijo mayor de la pareja Jayden.

Lee más en ¿Qué más?: Heroico adolescente rescata a una niñita de las garras de su secuestrador

La familia, que reside en el área de Portland, Oregon, lleva un blog de sus experiencias y están vendiendo un brazalete para ayudarse con las cuentas, que no dudo que son exhorbitantes. Esta odisea comenzó en septiembre pasado y ambas están aún en tratamiento. No podemos más que desearles todo lo mejor del mundo y mandarles la mejor energía sanadora del mundo.

Cuando me entero de este tipo de situaciones no hago más que agradecer la salud que tenemos en nuestra familia, sobre todo la de mis niños. Los abrazo apretaditos y me siento bendecida.

Imágenes vía The Ruelle Family blog

Topics: cáncer  casos insólitos  amor de madre