Este año coincidió la celebración del natalicio de Martin Luther King con la inauguración del Presidente Barack Obama. Y tengo que ser sincero: No creo mucho en las coincidencias. Creo que todo ocurre por algo y para algo - todo.

Hace 50 años nadie, ni el mismo King, hubiera adivinado que hoy día esta nación tendría un presidente de la raza negra comenzando su segundo mandato. De hecho, estoy seguro que aún muchos piensan que tener un presidente negro –más allá de las convicciones o tendencias políticas– es un error. Es increíble pero todavía existen muchos que no creen que todo ser humano debe ser conocido por lo que lleva por dentro; en vez de juzgar a la ligera basándose en el cascarón externo y superficial del color de la piel. 

Precisamente, ese debe ser el mensaje que nos llegue a todos en esta celebración anual de Martin Luther King: La igualdad y la dignidad de cada ser humano no puede ser determinada por cosas accidentales como lo es la raza o la etnicidad de cada cual.

Me pregunto: ¿Será que realmente somos menos racistas y discriminamos menos que en el pasado?  Parte de la respuesta es, "si"; hemos mejorado. Pero también parte de la respuesta es "no"; porque aún existen demasiados ejemplos de racismo, xenofobia y rechazo a las personas que no son "como nosotros". Vivimos con miedo a lo desconocido y aun permitimos que nuestros prejuicios nos cieguen y no nos permitan ver la riqueza de cada persona por sus dones, talentos, habilidades y capacidad individual. 

Las palabras del discurso del Dr. Martin Luther King hace 50 años siguen vigentes hoy:

"Siempre tendremos que conducir nuestra lucha en el plano alto de la dignidad y disciplina… no debería llevarnos a desconfiar de toda la gente blanca; porque varios de nuestros hermanos blancos, como se ve hoy día por su presencia aquí, han venido a darse cuenta que su destino esta amarrado con nuestro destino. Y ellos han llegado a darse cuenta que su libertad esta inseparablemente unida a nuestra libertad. No podemos caminar solos. Y al caminar, debemos hacer la promesa que siempre marcharemos adelante. No podemos volver atrás." (Rev. Dr. Martín Luther King, Jr. – Agosto 1963)

El racismo y la discriminación siguen siendo parte de nuestra historia presente y es evidente en el discurso nacional cuando hablamos de "ilegales" y tratamos a millones de personas como si fueran personas de segunda categoría. Solo cuando tú yo nos comprometamos a esa lucha digna y constante por los derechos humanos de todos, podremos comenzar a ver un mundo que se asemeje mucho más al sueño de Martín Luther King y de innumerables mujeres y hombres anónimos que han dado sus vidas por esta lucha. Y esta lucha que no acaba es la lucha por una humanidad, verdaderamente, mas humana.

Imagen via Thinkstock

 

Add Comment ¿Crees que en este país se juzga demasiado a la gente por su color de piel?
About the author

Father Albert Cutié, a priest of The Episcopal Church since 2010, has had the privilege of entering millions of homes throughout the world each day with his tv and radio shows and advice columns. His memoir Dilemma is a New York Times bestseller. He lives in South Florida with his wife Ruhama and children.

Read More
Filed Under: array
LIKE WHAT YOU JUST READ?
Click LIKE below to find other posts like this one!
Keep Reading
CUÉNTAME
Add Comment ¿Crees que en este país se juzga demasiado a la gente por su color de piel?

To leave a comment on this story, please log in with:
  • Facebook
  • MamásLatinas
  • Comment as a Guest
you are logged in as (logout)
Submitting comment, please wait...