Un joven agonizando se recuperó milagrosamente (VÍDEO)

En un acontecimiento que nos demuestra que los milagros sí existen y que lo único que necesitamos, para vivir uno en carne propia, es tener fe; un joven de 23 años llamado Michael Crowe, quien había sido internado en el hospital de Nebraska, el mes pasado, con un grave problema de miocarditis aguda (inflamación del corazón), pudo ser testigo, de cómo la vida le daba una segunda oportunidad, cuando su corazón agonizante, de pronto, volvió a latir con la misma intensidad.

Lee también en ¿Qué Más?: Un bombero ha vivido 5 meses sin corazón a la espera de un trasplante

Advertisement

El esperanzador suceso, dejó a los doctores completamente sorprendidos, pues cuando el joven ingresó a la clínica, su corazón estaba trabajando con sólo un 10 por ciento de rendimiento y sus otros órganos estaban comenzando a fallar, por lo que, un trasplante de corazón, era necesario para mantener a este joven con vida.

Y aunque, por fortuna, los doctores pronto le encontraron un corazón nuevo, las cosas se complicaron, cuando después le detectaron una sepsis (enfermedad en la cual el cuerpo tiene una respuesta grave a bacterias u otros microorganismos), por lo que una intervención de este tipo era demasiado riesgosa.  

Fue en ese momento, cuando la vida pareció sonreírle a este joven, pues, milagrosamente, tan sólo una hora después del desolador diagnóstico, su corazón enfermó, comenzó a recuperarse y un ultrasonido reveló que la cámara izquierda de dicho órgano, estaba funcionando con normalidad de nuevo. Además, asombrosamente, un escaneo evidenció que no había daños permanentes o cicatrices; algo que, como no podía ser explicado científicamente, tuvo que atribuírsele a las constantes oraciones de la familia de Michael.

Sin duda, este maravilloso acontecimiento, no sólo nos ayuda a reflexionar sobre lo frágil que es la vida, sino también, nos recuerda que "la fe mueve montañas" y que basta con que una sola persona lo crea, para que sus súplicas, puedan ser escuchadas. Estoy segura que, de ahora en adelante, este joven vivirá cada día, como si fuera un regalo.

Conoce esta esperanzadora historia:

 

Imagen vía Thinkstock

Topics: array  corazon  trasplante  miocarditis