De niña conocí bien el acoso sin saber que era acosada. Desde los siete años uso lentes, tocaba piano, era muy mala para los deportes, mi timidez me convirtió en una niñita observadora que pasaba más bien por retraída y nunca fui el alma de la fiesta. A los diez me pusieron "aparatos" en los dientes y parecía la hermanita menor de Betty "la Fea", con los lentecitos de pasta y los dienticos forrados en hierros. A eso había que sumarle que mi hermano era obeso y los niñitos me gritaban tratando de ofenderme diciéndome que mi hermano era un globo. Era una "nerd". 

Para mí aquella situación era cotidiana y aunque me sentía mal, desconocía totalmente que era víctima de bullying. Hoy todos esos recuerdos se alborotaron en mi cabeza cuando vi el conmovedor vídeo "With a pice of Chalk", dirigido por Julien Bam, donde el pequeño Justen Beer nos refresca lo que ya todos sabemos: cada cual tiene un talento especial.

Hoy, como madre me escalofrío al pensar que cualquiera de mis hijos pueda ser víctima de acoso y, más aún que alguno de ellos se atreviera a acosar a otro niño. Este vídeo –además de estar impecablemente bien producido- nos da una gran lección a todos: a grandes y a chicos, a padres e hijos: no somos quiénes para juzgar a los demás. Como madres, nuestro deber es inculcar la tolerancia y la aceptación, sobre todo viviendo en un país hecho de piel inmigrante como éste.

Lee más en ¿Qué más?: No dejes que tu edad te limite a la hora de alcanzar un sueño (VÍDEO)

Hace poco más de un año llegó de Venezuela una amiga con su hijito. Ninguno de los dos hablaba ni una palabra de inglés. El pequeño se sentía relegado en los juegos infantiles. No abría la boquita para nada y pasaba las horas recostado sobre su madre, cada vez que había un encuentro de amigos. Mi propio hijo llegó a decirme que fulanito parecía "tonto" y tuve que sentarme a explicarle con paciencia y de una manera amorosa que estaba completamente equivocado. Que su amiguito no tenía ni un pelo de bobo, que simplemente tenía una limitación con el idioma al igual que su propia madre; es decir yo.  ¿A ti te gustaría que dijeran que tu mamá es tonta? Mi niño entendió. Hoy, un año más tarde, su amigo es totalmente bilingüe. Recibió medallas de honor por su desempeño académico y además  se ha destapado como todo un mini Maradona. Es uno de los mejores futbolistas de la liga infantil de su pueblo y su destreza con el balón es admirada por el resto de los niñitos. Ante la mirada atónita de quienes no apostaban hace un año por ese niñito que algunos les parecía "bobito", incluso otra amiga a quien casi grité cuando me hizo el comentario, él extendió sus alas como una mariposa y le está demostrando al mundo sus colores cada vez que patea un balón de fútbol. Vamos a propiciar que el talento de los otros aflore. ¿Qué te parece?

 ¿Quieres encontrar a otras mamás como tú? ¡Sigue a MamásLatinas en Facebook!

Imagen vía Youtube

About the author

Vicglamar is a journalist by profession, though she spent a couple of years studying pre-med before changing her major to communications. She has worked at the most prestigious newspapers in Venezuela. She had her first child when she moved to United States almost seven years ago and now has two boys affectionately nicknamed Trueno (thunder) and Relámpago (lighting).

Read More
Filed Under: array
LIKE WHAT YOU JUST READ?
Click LIKE below to find other posts like this one!
Keep Reading

To leave a comment on this story, please log in with:
  • Facebook
  • MamásLatinas
  • Comment as a Guest
you are logged in as (logout)
Submitting comment, please wait...