Esta soy yo cada vez que quiero hablar inglés

Siempre me he caracterizado, por ser una persona muy sociable, a la que le encanta hablar con el primero que se le cruce. Por eso, ahora que vivo en Estados Unidos, es realmente frustrante para mí, no poder desenvolverme como normalmente lo haría en mi propio idioma. Lo digo, porque a casi tres años de haber llegado a este país, todavía me cuesta mucho trabajo, poder mostrarme como soy realmente. Odio no poder responder, de manera inmediata, a una pregunta  y me frustra que cada vez que quiero emitir mi opinión con respecto a un tema que me interesa, me siento como un bebé intentando pronunciar sus primeras palabras.

Advertisement

Por lo general, cuando estoy con personas que no hablan español y me preguntan algo, las manos me empiezan a sudar, el corazón me comienza a latir con fuerza y aunque tengo en mente lo que les quiero decir, cuando abro la boca, simplemente, pareciera que la lengua se me enredara y se me quedara completamente paralizada, dando como resultado, que me sienta frustrada al no haberme podido expresar como realmente me hubiera gustado. En resumen, una vez más, me siento como una niña de dos años, intentando llevar una conversación con un grupo de adultos.

Pero debo confesar, que quizás lo que más me disgusta de esta situación, es saber que todo esto es por mi culpa, pues tampoco he hecho nada para remediar la situación. Para empezar, hablo con mi esposo todo el tiempo en español (algo que varias personas nos han criticado porque él es estadounidense) pero la verdad, es que ése es el idioma que utilizamos, desde que comenzamos nuestra relación, por lo que cada vez que intentamos llevar una conversación en inglés, sin darnos cuenta, después de unos minutos, volvemos a cambiar al idioma con el que ambos nos sentimos más cómodos.

Por otra parte, casi todas las amigas que tengo aquí, hablan español, así que realmente no tengo la necesidad de hablar inglés. Y créeme, sé que todo esto está muy mal, sé que debería esforzarme más para mejorar en este aspecto --no sólo para superarme a nivel profesional, sino también, para sentirme bien conmigo misma-- pero creo que mi impaciencia es la que me está afectando.

Lamentablemente, soy una persona que quiere ver resultados de un día a otro, y el hecho de ponerme un día a estudiar un poco de vocabulario y al otro día olvidarlo todo ¡me frustra muchísimo! Así es que, quizás es tiempo de que comience a dejar a un lado esta actitud y me comprometa a aprender realmente el idioma, porque sé que me voy a sentir como en la gloria, el día que por fin, pueda expresarme en inglés con naturalidad, tal y como lo hago en mi idioma natal.

¿Te has sentido igual que yo? ¿Cómo le hiciste para aprender inglés?

Imagen vía Thinkstock