Cuando trato de ponerme en los zapatos de los padres de Carlos Correa Jr., quien se convirtió esta semana en el primer puertorriqueño en ser reclutado como número uno para las Grandes Ligas -en el llamado draft de la MLB-, siento que la imaginación se me queda corta y el corazón demasiado pequeño.

¡Qué orgullo! Ninguno de los otros grandes boricuas de la pelota había logrado esto. Ni Bernie Williams, ni Carlos Beltrán, ni Carlos Delgado, ni Iván González o el mismísimo Roberto Clemente fueron reclutados de primeros cuando empezaron su carrera como beisbolistas profesionales. Correa jugará la próxima temporada con los Astros.

Allí vivió la familia, en una casita con techo de zinc que Carlos Sr. construyó ladrillo a ladrillo, hasta que Carlitos cumplió 14 años.  ¡Un padre de lujo! Ya para esa época el vecindario había hecho más de una colecta para apoyar la carrera del chico, financiando un par de viajes que habrían sido incosteable para los padres, a pesar de que ambos tenían segundos empleos sólo para ese fin. Debo admitir, que yo no haría algo así para que mi niño siguiera con su sueño de jugar béisbol.

El esfuerzo, que debe haberse sentido titánico, dio sus frutos. El cariño también, pues la comunidad reunió el dinero para que la familia de Carlos Correa Jr. pudiera estar presente durante el draft. Y hoy les esperan con una gran fiesta en Puerto Rico.

Lo que más me impacta, es que el chico ni siquiera descuidó sus estudios por el deporte. Más bien, es un estudiante de las mejores calificaciones que consiguió una beca completa en la Universidad de Miami y pensaba estudiar contabilidad, si su talento no era reconocido como todos le decían. ¡Qué madurez!

Cuando le dieron la noticia de que sería contratado por los Astros de Houston, muy humildemente sacó de su bolsillo una banderita de Puerto Rico y comenzó a agradecer. ¡Qué placer tan grande ver a muchachos latinos de ese nivel! ¿Conoces alguno así! Cuéntanos.

¿Quieres encontrar a otras mamás como tú? ¡Sigue a MamásLatinas en Facebook!

Imagen vía Astros/Twitter

About the author

Alicia Civita lives in Florida, with her Argentinian husband, her two boys, 7 and 10 years old, her two rescued pit bulls, a parrot, and a red bearded lizard. She has lived and written from Caracas, Madrid, Rio de Janeiro, Buenos Aires, and New York, among other cities. Since becoming a mom she has learned to sew, craft, and play videogames. She dreams with hosting a party with all of her Facebook friends.

Read More
LIKE WHAT YOU JUST READ?
Click LIKE below to find other posts like this one!

Mami_...

¡Qué orgullo!

1-1 of 1
To leave a comment on this story, please log in with:
  • Facebook
  • MamásLatinas
  • Comment as a Guest
you are logged in as (logout)
Submitting comment, please wait...